Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Aunque tengas cabeza limpia, los piojos pueden atacar

Se debe evitar el uso de insecticidas que provocan intoxicaciones a menores y hasta lesiones en la vista

Por: Juan Leyva

Foto ilustrativa/El Debate. Mantener la cabeza limpia ayuda, pero también podrías infectarte con piojos.

Foto ilustrativa/El Debate. Mantener la cabeza limpia ayuda, pero también podrías infectarte con piojos.

Los piojos de la cabeza son uno de los ectoparásitos que no respetan edad, sexo ni raza y que, en la temporada de calor, ponen en mayor riesgo a la población infantil, debido a que su reproducción es rápida y se propagan rápidamente, sobre todo, en los salones de clases, pero aún en el tema de la pediculosis existen muchos mitos.

En México, tres de cada 10 escolares padecen contagio de piojos que causan sensación de cosquilleo, que algo se mueve en el cabello, granitos e irritación en el cuero cabelludo además de ardor y comezón.

Existen cerca de tres mil especies de piojos y el 50 por ciento de la población en edad escolar los ha padecido. 

Uno de los principales mitos es que sólo afecta a niños que están sucios o no tienen unos hábitos higiénicos adecuados, sin embargo el piojo se desarrolla en cabezas limpias.

“El piojo tiende a estar en cabezas limpias, es más común que esté en una cabeza limpia y que tenga el cabello liso y que tenga esa edad aproximadamente, es un ectoparásito, vive afuera de nosotros, ha evolucionado junto con el ser humano”, explicó.

Los piojos se alimentan succionando la sangre del cuero cabelludo, su saliva es irritante, necesitan el calor de una persona para sobrevivir y se alojan mayormente en la nuca y detrás de las orejas. 

Se pueden “transmitir” por contacto de la cabeza jugando, haciendo deportes y al compartir artículos personales como peines, cepillos, almohadas, entre otros.

Los especialistas del sector salud alertan porque no hay un método 100 por ciento efectivo para eliminar los piojos, por lo que se deben combinar champús, lociones y la remoción manual, además de un lavado con agua caliente durante 10 minutos de toallas, juguetes de tela, ropa de cama o cualquier otro objeto que haya tenido contacto con la cabeza de la persona con piojos.

Se debe evitar el uso de insecticidas que provocan intoxicaciones a menores y hasta lesiones en la vista.

Los parásitos no brincan, sino que pasan por contacto directo de cabezas de menores, por lo que se recomienda hacer revisiones periódicas especialmente en la coronilla, ubicada detrás de las orejas y la región occipital.

En esta nota:
  • Piojos
  • Cabeza limpia