Salud

Diseñan casco para acabar con los piojos

El casco se hizo con forma de tiburón, se le puso luces y colores para hacerlo más llamativo para los niños

Por: Juan Leyva

Foto: Conacyt. Así luce el casco.

Foto: Conacyt. Así luce el casco.

Investigadores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) diseñaron un método con base en criogenización que combate, de manera efectiva, rápida y de bajo costo, la pediculosis capitis o infesta de piojos (Pediculus humanus) en niños.

El director de Vinculación Tecnológica de la UAQ, Juvenal Rodríguez Reséndiz, explicó que este proyecto se realizó en conjunto con la empresa Innovaciones Aplicadas en Pediatría, S.A. de C.V. y el centro especializado en eliminación de piojos y liendres, ItchyBitsi, con el apoyo del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), donde fue reconocido como caso de éxito.

“El método que desarrollamos está basado en una técnica creada por el jefe de la clínica de Innovaciones Aplicadas en Pediatría, Juan José Díaz Miranda. Sus consultorios están en Cuernavaca, Morelos; es un inventor nato, tiene varios desarrollos tecnológicos que van enfocados en cuidados de los niños y del área de la salud en general. Es un proyecto multidisciplinario que se ha planteado desde el punto de vista de la automatización, el cómputo, la informática, del diseño industrial y el área médica, que conjuntamos con la parte administrativa y financiera”.

Al respecto, el estudiante de diseño industrial de la UAQ Alejandro Bárcenas Yépez detalló que este método de criogenización consiste en un casco elaborado con fomi y un cepillo de diseño original que aplican pequeñas dosis de nitrógeno (N), y al usarlos en el cuero cabelludo de los niños es lo que mata, en tan solo segundos, los piojos y sus liendres.

“Este casco tiene forma de tiburón, al que le pusimos luces led de colores en los dientes para hacerlo más divertido para los niños. Utiliza la criogenia —como el doctor Díaz Miranda lo había experimentado—, dando dosis del gas en todo el cuero cabelludo a la vez o en zonas específicas.

En el caso del cepillo, cuenta también con pequeños cartuchos de nitrógeno que sale por unos orificios que se encuentran junto a las cerdas; al momento de ir peinando al niño, penetra en el cuero cabelludo, sin dañarlo, y los piojos mueren 

"El gas provoca también que las liendres, que suelen adherirse al cabello, se suelten, por lo que no es necesario dar tirones al niño cuando lo peinas”.

Subrayó que las descargas de nitrógeno durante el tratamiento son de uno a 1.5 segundos, provienen de unas válvulas electrónicas conectadas a una tarjeta Bluetooth controladas con una aplicación para dispositivos móviles.

La profesora investigadora de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, Yerett Oliveri Rivera, destacó que este desarrollo tecnológico ofrece ventajas importantes, como su bajo costo, efectividad y, por la utilización del nitrógeno, no contamina ni daña la salud de los niños. El director de Vinculación Tecnológica de la UAQ sostuvo que este proyecto busca brindar soluciones a este problema de salud pública, que está presente tanto en los entornos rurales como los urbanos de todo el país. 

Los estudiantes colaboradores del casco. Foto: Conacyt

El equipo de investigadores de la UAQ que colaboran en este proyecto es encabezado por el doctor Juvenal Rodríguez Reséndiz y la participación de Yerett Oliveri Rivera, Moisés Martínez Hernández, Dimas Talavera Velázquez, José Luis Avendaño Juárez y Sandra Hernández López. Respecto a los estudiantes, colaboran Daniela Gutiérrez Gutiérrez y Alejandro Bárcenas Yépez, de diseño industrial; Denisse Silva Robles, David Villalpando Medina y Ángel Hernández González, de automatización; Dessiré Martínez Lara, de la maestría en innovación, así como Juan Piña Suárez, de arquitectura.

Esta nota incluye información de: Conacyt

En esta nota:
  • Piojos
  • Combate de piojos