Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Una cepa de peste pudo acabar con civilizaciones antiguas

Esta es la cepa de peste más antigua encontrada

Por: EFE

La bacteria Yersinia Pestis es una de las más mortíferas para el ser humano.

La bacteria Yersinia Pestis es una de las más mortíferas para el ser humano.

Un grupo de investigadores descubrió una nueva cepa de Yersinia pestis, la bacteria que causa la peste, que podría haberse extendido por asentamientos europeos del Neolítico y haber contribuido a su declive al comienzo de la Edad de Bronce, según un estudio publicado hoy en la revista Cell.

Científicos franceses, suecos y noruegos han identificado la nueva cepa en el ADN extraído de restos humanos de hace unos 5.000 años.

"Puede que la peste sea una de las bacterias más mortíferas que jamás haya existido para los humanos. Si piensas en la palabra 'peste' puede significar infección por Y. pestis, pero debido al trauma causado por la peste en nuestra historia, también ha venido a referirse más generalmente a cualquier epidemia", recordó uno de los autores de la investigación, Simon Rasmussen.

Los expertos rastrearon los datos genéticos de restos humanos antiguos y detectaron secuencias similares a cepas más modernas de la peste, hasta que detectaron una nunca vista en el material genético de una mujer de 20 años fallecida hace unos 5.000 años en la Suecia actual.

Esta es la cepa de peste más antigua encontrada y, al compararla con otras, los investigadores establecieron que es también la más básica, lo que significa que es la que está más cerca del origen genético de Yersinia pestis. Dicha cepa probablemente divergió de otras hace unos 5.700 años.

Rasmussen subrayó que este hallazgo ofrece una nueva teoría sobre cómo se expande la peste.

Hasta ahora se sabía que hubo migraciones humanas masivas de habitantes de Eurasia a Europa hace 5.000 años, pero todavía se debate cómo fueron capaces de desplazar la cultura agrícola del neolítico.

Anteriormente, otros científicos habían sugerido que los invasores trajeron la peste con ellos, acabando con grandes asentamientos de agricultores de la Edad de Piedra.

Sin embargo, la cepa encontrada en la mujer sueca se desvió del resto de Yersinia pestis hace 5.700 años, es decir, que posiblemente evolucionó antes de que esas migraciones comenzaran y de que los asentamientos neolíticos europeos comenzaran a colapsar.

Rasmussen indicó que la peste pudo haber llegado a través de comerciantes en el asentamiento donde la mujer objeto del estudio pereció. EFE

En esta nota: