Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Alimentos enlatados ¿Cómo saber elegir los correctos?

No compre ni guarde latas que estén abolladas, oxidadas o infladas

Por: New York Times

Alimentos enlatados ¿Cómo saber elegir los correctos?

Alimentos enlatados ¿Cómo saber elegir los correctos?

Con tanto énfasis en los alimentos frescos que van directamente de la granja a la mesa, es fácil pasar por alto el valor de los artículos enlatados. Se trata de alternativas cómodas, con frecuencia más baratas, a los productos frescos o congelados.

 Los siguientes consejos lo ayudarán a elegir con sabiduría.

 Al hacer la compra, busque latas que estén en buenas condiciones. No compre ni guarde latas que estén abolladas, oxidadas o infladas. Las latas tienen un código de empaquetamiento para rastrearlas en el comercio interestatal, pero esos números no tienen nada que ver con su frescura. Busque la fecha de "usar antes de" para obtener la mejor calidad.

 Los alimentos enlatados son seguros de forma indefinida siempre y cuando no se expongan a temperaturas de congelación ni por encima de los 90 ºF (32 ºC). Pero los alimentos muy ácidos, como los tomates y las frutas, saben mejor si se consumen en un plazo de 12 a 18 meses.

Foto ilustrativa.

 Dado que duran tanto, puede hacer acopio cuando sus favoritos estén de oferta, sobre todo los artículos que ahorran tiempo, como los frijoles en lata, que están listos para ser utilizados. Pero asegúrese de comprar los frijoles cocidos solos, sin azúcar añadido ni otros ingredientes, como es el caso de los frijoles con salsa.

 Debe tener cuidado con lo siguiente.

  •  Vigile la sal. La sal, o sodio, con frecuencia se usa como conservante, pero puede comprar variedades con sodio reducido o sin sal. Compare el contenido de sodio de las distintas marcas en las etiquetas de nutrición y elija los alimentos con el contenido más bajo. También puede colar y enjuagar la comida enlatada para reducir la sal.
  •  Vigile el azúcar. De nuevo, lea la lista de ingredientes y evite los alimentos con azúcar añadido. Compare el contenido de azúcar de las distintas marcas en las etiquetas de nutrición y elija los alimentos con el contenido más bajo. Cuando compre fruta enlatada, busque productos que estén enlatados en agua o en su propio jugo. Si no tiene otra opción, cuele y enjuague cualquier alimento enlatado en almíbar.
En esta nota: