Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Artritis reumatoide puede causar destrucción de articulaciones

Hay medicamentos que controlan el dolor y la inflamación y pueden evitar la discapacidad

Por: El Debate

Médico del IMSS atiende a paciente con artritis.

Médico del IMSS atiende a paciente con artritis.

La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que afecta más frecuentemente a mujeres que a hombres, suele iniciarse entre los 30 y 50 años de edad y su detección oportuna es determinante para impedir consecuencias graves como el deterioro de las articulaciones, advirtió el médico reumatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Moisés Gutiérrez Ullrich.

El médico del IMSS explicó que se trata de un padecimiento que abarca desde las formas leves hasta las más graves, y en caso de no ser tratado tiene consecuencias importantes deterioro funcional de las articulaciones afectadas. Se caracteriza por provocar inflamación de las articulaciones: hinchazón, calor, enrojecimiento y limitación para el movimiento.

La artritis reumatoide puede causar destrucción progresiva de las articulaciones, principalmente en manos, codos, hombro, rodillas y cadera, con distintos grados de deformidad e incapacidad funcional y, en ocasiones, dañar otros órganos y sistemas como ojos, pulmones, corazón, piel o vasos sanguíneos, ya que altera el sistema inmunológico del paciente.

La causa de la artritis reumatoide es desconocida, pero hay datos que indican que pudiera ser desencadenada por factores multifactoriales en individuos genéticamente predispuestos y que puede ser más agresiva en pacientes fumadores.

Se tienen que reunir cuatro de los siguientes siete criterios para determinar si el paciente es portador de la enfermedad: rigidez matutina, artritis en tres o más articulaciones, artritis de las articulaciones de la mano, artritis asimétrica, nódulos reumatoides, cambios radiológicos compatibles y factor reumatoide positivo.

A su vez, Gutiérrez Ullrich, médico reumatólogo, subrayó que la detección oportuna del padecimiento permite tener un control adecuado y, con ello, mejorar la calidad de vida del paciente.

El tratamiento para esta enfermedad, dijo, se realiza en el Seguro Social con medicamentos que controlan el dolor y la inflamación y que pueden modificar y frenar el caso de enfermedad para evitar daños articulares y la discapacidad. La fisioterapia y la modificación de algunos aspectos de estilo de vida son métodos para prevención y control del padecimiento.

El médico del IMSS puntualizó que aunque no existe ninguna medida que ayude a prevenir la aparición de artritis reumatoide, se recomienda realizar actividad física de forma habitual, para favorecer el uso de todas las articulaciones, llevar una dieta balanceada y, en caso de presentar algunos de los síntomas, acudir a su clínica para ser valorado oportunamente y  recibir el tratamiento adecuado.

Esta nota incluye información de: IMSS

En esta nota: