Salud

Consumo excesivo de sal podría alterar el ritmo cardíaco

 La fibrilación auricular es un latido cardiaco tembloroso o irregular que puede conducir a coágulos sanguíneos u otras complicaciones

Por  New York Times

La sal también afecta la circulación sanguínea.

La sal también afecta la circulación sanguínea.

Una dieta rica en sal podría aumentar el riesgo de un trastorno común del ritmo cardiaco, sugiere una nueva investigación.

 La fibrilación auricular es un latido cardiaco tembloroso o irregular que puede conducir a coágulos sanguíneos u otras complicaciones. Afecta a millones de personas en todo el mundo, y las pone en un riesgo más alto de accidente cerebrovascular, y en casos raros, puede conducir a la insuficiencia cardiaca.

 El estudio incluyó a 716 hombres y mujeres de mediana edad de Finlandia a quienes se dio seguimiento durante 19 años. Durante ese periodo, se diagnosticó fibrilación auricular a 74 de los participantes.

 Los que tenían los niveles más altos de sal en la dieta tuvieron una tasa más alta de fibrilación auricular que los que tenían la ingesta más baja de sal. Tras tomar en cuenta varios factores de riesgo más (entre ellos la edad, la grasa corporal, la presión arterial y fumar), los investigadores encontraron que el consumo de sal se asociaba de forma independiente con el riesgo de fibrilación auricular. 

 Pero el estudio solo encontró una asociación, no probó que una dieta rica en sal provoque el trastorno del ritmo cardiaco.

 El estudio aparece en una edición reciente de la revista Annals of Medicine.

 "Esta investigación ofrece la primera evidencia de que la sal de la dieta podría aumentar el riesgo de fibrilación auricular de nuevo inicio, lo que amplía la creciente lista de los peligros de un consumo excesivo de sal para nuestra salud cardiovascular", señaló el autor del estudio, Tero Paakko, de la Universidad de Oulu, en Finlandia.

Foto ilustrativa. Pixabay

 "Aunque se necesitan más estudios de confirmación, nuestros resultados sugieren que las personas que tienen un riesgo más alto de fibrilación auricular podrían beneficiarse al restringir la sal en la dieta", dijo Paakko en un comunicado de prensa de la revista.

 Las probabilidades de desarrollar fibrilación auricular aumentan con la edad, y la dolencia afecta a alrededor de 7 de cada 100 personas de a partir de 65 años.

 "Los estimados sugieren que más de tres cuartas partes de la sal consumida ya se encuentra añadida en los alimentos procesados, y reducir la ingesta de sal a nivel poblacional podría tener un impacto inmensamente beneficioso en la fibrilación auricular de nuevo inicio y en la enfermedad cardiovascular en general", comentó Paakko.