Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Dormir mal podría aumentar el riesgo de Alzheimer

  Los participantes del estudio rellenaron una encuesta sobre el sueño, y se sometieron a al menos dos escáneres cerebrales entre 2009 y 2016

Por: New York Times

Dormir bien, es parte de los buenos hábitos que mejoran la salud. Foto: Pixabay

Dormir bien, es parte de los buenos hábitos que mejoran la salud. Foto: Pixabay

Los adultos mayores que están somnolientos durante el día podrían tener una acumulación de placa perjudicial en el cerebro, que es una señal inminente de enfermedad de Alzheimer, reportan unos investigadores.

 Una marca distintiva del Alzheimer es la acumulación de una proteína en el cerebro llamada beta-amiloidea. Se cree que un beneficio de dormir es eliminar la beta-amiloidea, y dormir mal podría permitir que se acumule, indicaron los autores del estudio.

 "Los individuos ancianos con una somnolencia diurna excesiva podrían ser más vulnerables a los cambios relacionados con el Alzheimer", dijo Prashanthi Vemuri, autora para la correspondencia y profesora asociada de radiología en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota.  

 Vemuri indicó que el nuevo estudio solo es observacional y como tal no demuestra que dormir mal provoque un aumento de la beta-amiloidea.

 Pero la asociación es tan fuerte que es probable que exista un vínculo entre el sueño y la beta-amiloidea, pero no está claro exactamente cuál podría ser ese vínculo, añadió. 

 Tampoco está claro hasta qué grado hay que dormir mal para que aumente la acumulación de beta-amiloidea, indicaron los investigadores. 

 Aunque la acumulación de beta-amiloidea es una señal de Alzheimer, no condena a una persona a tener dicha enfermedad, y podría ser solo una señal de otros procesos de envejecimiento, sugirió Vemuri.

 "Se ha propuesto que dormir es importante para la eliminación de la amiloidea en el cerebro", dijo. "Este estudio afirma que el sueño alterado podría ser un factor de riesgo de Alzheimer al aumentar la amiloidea".

 El equipo de Vemuri estudió casi 300 personas de a partir de 70 años de edad que no sufrían de demencia. Aproximadamente el 22 por ciento reportaron tener una somnolencia diurna excesiva cuando empezó el estudio. 

  Los participantes del estudio rellenaron una encuesta sobre el sueño, y se sometieron a al menos dos escáneres cerebrales entre 2009 y 2016.

 Los investigadores compararon los escáneres en busca de cambios en el cerebro. Encontraron un aumento de la beta-amiloidea en áreas clave del cerebro de los participantes que reportaron que estaban muy somnolientos durante el día.

 El estudio aparece en la edición en línea del 12 de marzo de la revista JAMA Neurology.

  El coautor de un editorial que acompañó al estudio en la revista dijo que sufrir alteraciones en el sueño de forma consistente y no recibir un tratamiento por ello parece contribuir a la progresión del Alzheimer, y que puede producirse pronto, antes de que aparezca cualquier síntoma.

 "Pero estos hallazgos respaldan más la idea de que dormir es fundamental para la salud mental", y que dormir mal de forma crónica podría facilitar el desarrollo del Alzheimer o acelerar su progresión", advirtió Bryce Mander, profesor asistente de psiquiatría y conducta humana en la Facultad de Medicina de la Universidad de California, en Irvine.

 Esta es otra razón por la que debería hablar con su médico si tiene problemas para dormir, porque muchos de estos problemas son tratables, dijo Mander.

 Ahora, los investigadores deben estudiar si el tratamiento para los problemas del sueño reduce la acumulación de placa, añadió. 

 "Sabemos muy poco sobre el modo en que los tratamientos del sueño pueden afectar al riesgo de Alzheimer y a su progresión", dijo Mander. "Es muy importante que nosotros, como sociedad, financiemos y realicemos los estudios necesarios para averiguarlo".

ÚNETE A NUESTRO GRUPO EN FACEBOOK PARA RECIBIR TIPS Y NOTAS DE SALUD DA CLICK AQUÍ Y DE WHATSAPP DA CLICK AQUÍ

En esta nota: