Salud

Menopausia tardía; causas y consecuencias

Se recomienda dijo acudir con un experto en Ginecología para determinar incluso si es necesario otorgar a la paciente terapia hormonal

Por  Juan Leyva

Foto: Temática

Foto: Temática

Aunque la edad promedio para que una mujer inicie su etapa de menopausia es entre los 45 a 55 años de edad, existen casos en que la fémina continua produciendo estrógenos incluso después de los 55 años de edad, lo que se conoce como menopausia tardía, señaló el Subdirector Médico del Hospital de Especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en turno nocturno y Médico Internista, Rubén Santoyo Ayala.

“La menopausia se define como el cese de la menstruación y tiene correlaciones fisiológicas, con la declinación de secreción de estrógenos por perdida de la función folicular, la edad normal de la menopausia oscila entre 45 a 55 años, después de esta edad ya se considera tardía”.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La menopausia conlleva dijo una serie de correlaciones fisiológicas “la disminución de los niveles de hormonas de estrógeno y progesterona causan impactos, ya que estas hormonas son importantes para el buen funcionamiento, el estrógeno también ayuda a las mujeres a mantener un buen nivel de colesterol en sangre”

Para que esta condición llegue a presentarse de forma tardía refirió, se considera existen factores de riesgo tales como la obesidad, el presentar alteraciones hormonales previas o tumoraciones benignas, así como como fibrosis quística y el no tener hijos.

Se estima dijo que en las mujeres con menopausia tardía, los efectos y las molestias se ven agudizadas, de hecho de un 31 a un 75 por ciento presenta sintomatología como los bochornos, además de cansancio, entre otros. 

“El cuerpo ha tardado más de lo habitual en dejar de producir tanto estrógenos como progesterona, hay fatiga, mialgias, cefalea, debilidad, depresión y pérdida de energía, la aparición de estos síntomas así como su gravedad depende de cada mujer” puntualizó.

Indicó que la menopausia tardía representa para la mujer, un mayor riesgo de desarrollar cáncer de mama y cáncer cervical, por lo que es importante hacerse un chequeo frecuente para descartar la presencia de ambas patologías.

Por lo anterior dijo es recomendable realizarse una mastografía anual, además de otros estudios como química clínica, perfil de lípidos, examen general de orina, pruebas de función tiroidea, perfil hepático y ultrasonido pélvico, en caso de estar en condición de menopausia tardía. 

Se recomienda dijo acudir con un experto en Ginecología para determinar incluso si es necesario otorgar a la paciente terapia hormonal. Para prevenir estas alteraciones, recomendó a las mujeres llevar estilos de vida saludable, incluyendo no fumar, ni tomar, alimentarse balanceadamente mesurando el consumo de grasas y carnes rojas, y hacer ejercicio de forma regular.

Esta nota incluye información de: IMSS

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo