Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Miopía ¿por nacer en verano?

 La miopía se puede corregir mediante gafas, cirugía láser o lentes de contacto

Por: New York Times

En el estudio, su equipo recolectó datos sobre casi 2,000 gemelos nacidos en Reino Unido entre 1994 y 1996.

En el estudio, su equipo recolectó datos sobre casi 2,000 gemelos nacidos en Reino Unido entre 1994 y 1996.

Los niños que cumplen años en verano, sobre todo los que pasan muchas horas jugando con los smartphones y las tabletas, podrían tener un riesgo más alto de problemas de la vista, sugiere un nuevo estudio.

 La miopía está en aumento en todo el mundo. Es lo que los médicos llaman un error de refracción, lo que significa que los ojos no pueden enfocar la luz de forma adecuada. El resultado: los objetos cercanos se ven claros, y los lejanos se ven borrosos.

 Es provocada con la mayor frecuencia por enfocarse continuamente en los objetos cercanos mientras los ojos todavía están en desarrollo, por ejemplo al leer. Pero el creciente uso de dispositivos electrónicos parece estar empeorando el problema, informan los investigadores.

 "Como siempre, todo debe hacerse en moderación", planteó el investigador principal, el Dr. Christopher Hammond, catedrático de oftalmología en el Colegio del Rey de Londres, en Inglaterra. Instó a los padres a limitar el uso de dispositivos electrónicos de los niños.

 Esto parece tener una particular importancia entre los niños que nacen en verano, sugiere el estudio. Esto se debe a que comienzan su educación formal a una edad más temprana que los niños nacidos en invierno, de forma que se exponen antes a la lectura. Y eso aumenta el riesgo de miopía, dijeron los investigadores.

 Añadieron que, aunque su estudio no prueba que los smartphones, las tabletas y los juegos de computadora provoquen miopía, esos dispositivos podrían conducir a los niños a pasar menos tiempo al aire libre. Y pasar menos tiempo al aire libre también parece aumentar el riesgo de miopía. 

 "Sabemos que el tiempo que se pasa al aire libre resulta protector, así que los niños deben pasar probablemente hasta dos horas al día en exteriores", planteó Hammond.

 La miopía se puede corregir mediante gafas, cirugía láser o lentes de contacto. Pero a una edad más avanzada, quienes sufren de miopía son más propensos a desarrollar afecciones que acaban con la vista, como las cataratas o el glaucoma, advirtieron los investigadores.

 Los expertos predijeron que, en 2050, casi 5 mil millones de persona de todo el mundo tendrán miopía. Eso es en comparación con unos 2 mil millones en 2010.

 Se han vinculado genes con el riesgo de la afección de una persona, pero incluso aunque tenga un componente genético, eso no explica el dramático aumento, dijo Hammond.

 En el estudio, su equipo recolectó datos sobre casi 2,000 gemelos nacidos en Reino Unido entre 1994 y 1996.

 Los investigadores revisaron los resultados de pruebas oculares, además de datos sociales, económicos, educativos y conductuales de los gemelos entre los 2 y los 16 años de edad. Los padres y los maestros también completaron cuestionarios. 

 En promedio, los niños comenzaron a utilizar gafas para la miopía a los 11 años. Alrededor de un 5 por ciento tenían ambliopía ("ojo vago") y alrededor de un 5 por ciento tenían estrabismo. En total, un 26 por ciento de los gemelos eran miopes, encontró el estudio.

Foto: Pixabay

 Los niños cuyas madres fueron a la universidad, los que nacieron en los meses de verano y los que pasaban más tiempo usando dispositivos electrónicos tenían unas mayores probabilidades de miopía, encontró el estudio. 

 Los hallazgos fueron publicados en la edición en línea del 6 de noviembre de la revista British Journal of Ophthalmology.

 El Dr. Tien Wong, director médico del Centro Nacional del Ojo de Singapur, es coautor de un editorial publicado junto con el estudio.

 "Las evidencias respaldan un vínculo entre el tiempo que se pasa frente a dispositivos con pantalla y la miopía, y esto incluye al tiempo que se pasa con los teléfonos y las tabletas", dijo.

 Esto es preocupante dada la cantidad de niños pequeños que tienen acceso a esos dispositivos, añadió Wong. Las evidencias muestran que los niños de 2 años pasan hasta dos horas al día utilizando dispositivos digitales.

 "Gestionar el tiempo que su hijo pasa frente a las pantallas y aumentar su juego al aire libre puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar miopía", planteó Wong. "Debemos monitorizar mejor las actividades de nuestros hijos con los dispositivos, incluso durante su época preescolar".

 Sorprendentemente, los investigadores dijeron que los niños nacidos como resultado de un tratamiento de fertilidad tenían un riesgo de un 25 a un 30 por ciento más bajo de miopía. Dijeron que esto podría deberse a que muchos nacen de forma prematura y tienen retrasos en el desarrollo, lo que podría explicar una longitud ocular más corta y una cantidad menor de casos de miopía.

En esta nota: