Salud

Esta forma corporal en mujeres aumenta riesgo de ataque cardíaco

 Según la Organización Mundial de la Salud, el 40 por ciento de las mujeres en todo el mundo tienen sobrepeso y el 15 por ciento son obesas

Por: New York Times

Temática. Las mujeres con obesidad tienen a sufrir problemas cardíacos.

Temática. Las mujeres con obesidad tienen a sufrir problemas cardíacos.

El exceso de peso abdominal (lo que se conoce como tener forma de manzana) aumenta el riesgo de una mujer de ataque cardiaco incluso más que la obesidad generalizada, según unos investigadores. 

 Aunque la obesidad aumenta el riesgo de ataque cardiaco en ambos sexos, las mujeres con una cintura más ancha y una proporción mayor entre la cintura y la cadera tienen unas probabilidades más altas de sufrir un ataque cardiaco que los hombres con un cuerpo parecido en forma de manzana, según un estudio británico de gran tamaño.

 "Nuestros hallazgos muestran que observar el modo en que se distribuye el tejido graso en el cuerpo (especialmente en las mujeres) puede darnos más información sobre el riesgo de ataque cardiaco que las medidas generales de obesidad, como el índice de masa corporal", dijo la investigadora principal, Sanne Peters. El índice de masa corporal (IMC) es una medida de uso común que se basa en la estatura y el peso.

 No se cree que tener un cuerpo en forma de pera (la cintura más pequeña, con un exceso de peso principalmente en las caderas) aumente el riesgo de ataque cardiaco en el mismo grado.

 En la actualidad, ningún tratamiento médico se centra en el exceso de grasa abdominal, dijo Peters, becaria de investigación en epidemiología en el Instituto George de Salud Global de la Universidad de Oxford.

 Pero "sería útil hacer pruebas más intensivas del riesgo de enfermedad cardiovascular y diabetes en los pacientes con forma de manzana a fin de prevenir la enfermedad cardiaca, especialmente en las mujeres", planteó Peters.

 Según la Organización Mundial de la Salud, el 40 por ciento de las mujeres en todo el mundo tienen sobrepeso y el 15 por ciento son obesas. 

 La obesidad aumenta el riesgo de ataque cardiaco, la causa principal de muerte en todo el mundo, indicaron los investigadores. La obesidad también aumenta las probabilidades de accidente cerebrovascular, hipertensión, diabetes y algunos cánceres.

 Para realizar el estudio, Peters y sus colaboradores recopilaron datos de casi 500,000 adultos en el Reino Unido, de 40 de 69 años de edad, y les dieron seguimiento durante 7 años.

 Los investigadores encontraron que la proporción entre la cadera y la cintura y la circunferencia de la cadera se asociaban respectivamente un 15 y un 7 por ciento con mayor firmeza al riesgo de ataque cardiaco en las mujeres que en los hombres.

 Además, en comparación con el IMC, la proporción entre la cadera y la cintura fue un predictor un 18 por ciento más firme de ataque cardiaco en las mujeres y un predictor un 6 por ciento más firme de ataque cardiaco en los hombres, mostraron los hallazgos.

 Pero no se conocen los factores biológicos que contribuyen con ese aumento en el riesgo de ataque cardiaco, comentó Peters. 

 Se necesita más investigación para intentar determinar los modos distintos en que las mujeres y los hombres almacenan la grasa corporal, y para comprender el modo exacto en que esto se asocia con distintos riesgos para la salud, afirmó.

 "Saber con exactitud cómo influyen los patrones del almacenamiento de la grasa en el riesgo de las afecciones relacionadas con la obesidad proporcionará una nueva información sobre los mecanismos biológicos y podría dar forma a intervenciones específicas para cada sexo que podrían detener la epidemia de obesidad en todo el mundo", aseguró Peters.

 Una especialista cree que las mujeres deben actuar con rapidez para revertir el aumento de peso alrededor de la cintura, con el objetivo de reducir el riesgo de enfermedad cardiaca.

 "En Estados Unidos tenemos unos datos parecidos de que la grasa abdominal es un marcador de riesgo para la enfermedad cardiaca", dijo la Dra. Nieca Goldberg, vocera de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).

  Goldberg dijo que cree que la acumulación de la grasa en el abdomen está asociada con la inflamación y la resistencia a la insulina. Ambas cosas pueden llevar a sufrir una enfermedad cardiaca y ataques cardiacos, indicó. 

 Es posible que el riesgo sea mayor en las mujeres que en los hombres porque las mujeres tienen un porcentaje más alto de grasa corporal, sugirió. 

 Para reducir el riesgo, las mujeres deberían ser conscientes del aumento de peso en la zona media, según Goldberg, que también es directora del Centro de Salud de las Mujeres de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

 Su consejo para las que tengan peso acumulado en la zona de la cintura: reducir el consumo de azúcar, carbohidratos y alcohol, que es en gran parte azúcar.

 "Estas son las pacientes a las que me dirijo para que reduzcan los almidones y los azúcares, y para que hagan más ejercicio aeróbico a fin de revertir este proceso", añadió.

 El informe aparece en la edición en línea del 28 de febrero de la revista Journal of the American Heart Association.

En esta nota:
  • Obesidad
  • IMC
  • Mujeres