Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Vinculan obesidad con mayor riesgo de incontinencia urinaria

Si la incontinencia urinaria afecta tus actividades diarias, no dudes en consultar al médico

Por: Juan Leyva

La intensidad abarca desde perder orina ocasionalmente cuando toses o estornudas(Freepik)

La intensidad abarca desde perder orina ocasionalmente cuando toses o estornudas | Freepik

Un exceso de peso se haría que las mujeres aumentaran su riesgo de padecer incontinencia urinaria, indicó una investigación realizada por científicos de la Universidad de Queensland. 

Este riesgo aumentaría en mujeres de joven y mediana edad  que presentan problemas de sobrepeso. 

“Sabemos que la incontinencia urinaria puede ser un problema complejo, especialmente entre las mujeres jóvenes” indicó Tayla Lamertón, de la institución educativa. 

En la investigación salió a relucir que un tercio de las mujeres con sobrepeso tenían más riesgo de incontinencia urinaria comparadas con aquellas de peso "normal" y el riesgo se duplicaba en mujeres con obesidad

La académica indicó que entender que el sobrepeso y la obesidad conllevan a este riesgo debería ayudar a tomar en cuenta las recomendaciones para cambiar estilos de vida saludables y prevenir este problema. 

La incontinencia urinaria —pérdida del control de la vejiga— es un problema frecuente y que a menudo causa vergüenza. La intensidad abarca desde perder orina ocasionalmente cuando toses o estornudas hasta tener una necesidad de orinar tan repentina y fuerte que no llegas al baño a tiempo.

Si bien ocurre con mayor frecuencia a medida que las personas envejecen, la incontinencia urinaria no es una consecuencia inevitable del envejecimiento. Si la incontinencia urinaria afecta tus actividades diarias, no dudes en consultar al médico.

En la mayoría de las personas, algunos cambios sencillos en el estilo de vida o un tratamiento médico pueden aliviar la molestia o detener la incontinencia urinaria.

La incontinencia urinaria no es una enfermedad, sino un síntoma. Puede ser causada por determinados hábitos diarios, enfermedades de fondo o problemas físicos. 

En esta nota:
  • Incontinencia urinaria
  • Mujeres con sobrepeso