Salud

Tu lugar de trabajo ¿te está engordando?

 ¿Y si su lugar de trabajo no ofrece opciones saludables? La mejor opción podría ser llevar su propio almuerzo

Por: New York Times

Foto Pixabay.

Foto Pixabay.

Se trata de un dilema demasiado común: es lunes por la mañana, usted entra en la oficina, y ve que alguien ha dejado una gran caja de donuts en la sala de descanso. Entonces, un compañero de trabajo le dice que más tarde habrá pastel, porque se celebra otro cumpleaños.

 Hay algo de lo que no cabe duda. Usted no es el único. Una nueva encuesta del gobierno federal encontró que más o menos una cuarta parte de los estadounidenses "adquieren" casi 1,300 calorías en el trabajo cada semana. Y lo que es peor, la encuesta solo incluyó la comida que las personas no llevaron ellas mismas al trabajo, y comida que no compraron de vendedores externos.

 "La mayoría de las calorías que las personas obtuvieron en el trabajo no las pagaron... un 70 por ciento de las calorías fueron gratuitas", comentó el coautor del estudio, Stephen Onufrak, epidemiólogo en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

 La comida y las bebidas que se obtenían en el trabajo de forma más habitual, señaló, fueron: 

 Café Refrescos endulzados con azúcar Sándwiches Té Galletas Brownies Papas fritas Pizza Ensalada Agua Refrescos de dieta Cuando los investigadores observaron todos los alimentos según las calorías, la pizza fue la principal fuente de calorías obtenidas en el trabajo, seguida por los sándwiches y los refrescos regulares. 

 Onufrak dijo que los alimentos obtenidos en el trabajo podrían haber sido el almuerzo. Algunos lugares de trabajo cuentan con cafeterías, y la comida comprada por un empleado en la cafetería se incluyó en la encuesta. 

 El estudio incluyó a más de 5,200 personas de un grupo nacionalmente representativo que completó una encuesta del Departamento de Agricultura de EE. UU. en 2012 y 2013. Los voluntarios respondieron a preguntas sobre los alimentos que obtuvieron en el trabajo en un periodo de siete días. Solo reportaron la comida que obtuvieron en el trabajo, y no dijeron si se la comieron o no. 

 Onufrak señaló que la encuesta no preguntó qué comía la gente en casa, así que es difícil saber con certeza si seguían comiendo alimentos que eran ricos en azúcar refinado, sal y calorías vacías al salir de la oficina. Pero dijo que basándose en las otras investigaciones que ha realizado, "una gran parte de los patrones de alimentación que observamos tienden a ser constantes".

 Los hallazgos muestran que las empresas tienen una oportunidad de mejora la salud de sus trabajadores, planteó. 

 "Si se observan los datos de los programas de bienestar en el lugar de trabajo, son efectivos para lograr que las personas tengan unas conductas más saludables, lo que reduce los costos de atención de la salud y el ausentismo. Creo que animar a una dieta saludable es una parte esencial de un programa de bienestar en el lugar de trabajo", explicó Onufrak.

 Samantha Heller, una nutricionista, anotó que ofrecer comida saludable podría proveer un beneficio a las empresas, porque los empleados que comen bien " se sentirán mejor, tendrán más energía y pueden concentrarse más".

 Heller, del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, añadió que "cuando alimentamos bien a nuestros cuerpos, nuestros cuerpos y cerebros responden. Es una situación en que tanto la compañía como los empleados ganan". 

 ¿Y si su lugar de trabajo no ofrece opciones saludables? La mejor opción podría ser llevar su propio almuerzo, sugirió Heller. De esa forma está a cargo de los alimentos que tiene disponible, y ahorra dinero.

 Si no trae su propio almuerzo, investigue un poco para ver qué opciones de comida saludable están disponibles cerca de su trabajo. Y es buena idea hacerlo cuando no tenga hambre. 

 ¿Y todos esos dulces gratis en el trabajo? 

 "La gente lleva muchos dulces al trabajo. A las personas les gusta alimentar a los demás como muestra de afecto. Pero está bien decir que no al pastel o a los brownies. Siempre habrá un cumpleaños de alguien u otra celebración. Decida por adelantado que dirá que no ante las tentaciones en el trabajo", aconsejó Heller. 

 Onufrak presentó los hallazgos el lunes en la reunión anual de la Sociedad Americana de Nutrición (American Society of Nutrition), en Boston.

En esta nota:
  • Comida
  • Oficina