Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Salud

Mexicanos califican como mala la política antiobesidad

La gran mayoría estima que el consumo de comida chatarra y refresco, es la principal causa de obesidad

Por: El Debate

El 86 por ciento apoya que se establezcan advertencias en alimentos.

El 86 por ciento apoya que se establezcan advertencias en alimentos.

Casi un 40 por ciento de los mexicanos califica como malo o muy malo el trabajo del Gobierno para prevenir y combatir la obesidad infantil, según la Encuesta Nacional de Obesidad presentada este lunes por la Alianza por la Salud Alimentaria.

El estudio realizado por Dinamia para esta organización reporta que un 63 por ciento de la población considera que la causa principal de la obesidad es el consumo de comida chatarra y refresco, mientras que un 87 por ciento afirma que es muy importante la inclusión de información nutricional clara, confiable y comprensible en los empaques de alimentos.

El 86 por ciento apoya que se establezcan advertencias en alimentos y bebidas cuando contengan más cantidades de azúcar, grasas o sal de las que los expertos recomiendan.

Al exponer a los encuestados a un etiquetado de advertencia como el chileno y compararlo con el establecido en México, conocido como GDA, un 54 por ciento opinó que el etiquetado de sellos de advertencia del país sudamericano le permite entender fácil y rápidamente los riesgos que implica el consumo de algún producto, contra sólo 15 por ciento que consideró lo mismo respecto al etiquetado GDA existente en México.

Con el sello de advertencia, 52 por ciento declaró que reduciría el consumo del producto y 32 por ciento dijo que dejaría de consumirlo. Entre los padres y madres de familia, 54 por ciento reduciría el consumo de estos productos para sus hijos y 37 por ciento no les permitiría su consumo.

"Las grandes corporaciones de los alimentos procesados y las bebidas azucaradas han venido bloqueando el establecimiento de etiquetados que puedan advertir al consumidor si un producto es alto en azúcar, grasas o sal y ahora utilizan el TLCAN para prohibir este tipo de etiquetado en la región; usan un instrumento comercial para violar nuestro derecho a la información y nuestro derecho a la salud, con la complicidad del Gobierno de Trump y Peña Nieto", señaló Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

Yarishdi Mora, coordinadora de ContraPESO, indicó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación debe reconocer que el etiquetado frontal establecido por la Cofepris viola el derecho a la información, a la salud y al interés superior de la infancia, como sentenció ya un juez.

"No podemos aceptar que el Gobierno mexicano firme un acuerdo comercial que establece una prohibición para que se establezca en México un etiquetado frontal de advertencia con el único fin de favorecer a la industria de alimentos y bebidas. Estas situaciones solamente contribuirán a agudizar las ya declaradas emergencias epidemiológicas de obesidad y diabetes.

"Es claro que las políticas que impactan en la salud de nuestra población no pueden ser definidas por un tratado comercial", aseveró.

Foto Pixabay

En esta nota:
  • Obesidad en México
  • Política antiobesidad