Salud

¿Es usted un donante prospectivo de heces?

 El trasplante fecal también se está investigando como tratamiento posible para enfermedades como el síndrome del intestino irritable

Por  New York Times

Las muestras deben ser sometidas a estrictos estudios para determinar su viabilidad.(Freepik)

Las muestras deben ser sometidas a estrictos estudios para determinar su viabilidad. | Freepik

El trasplante fecal se considera el mejor tratamiento para una de las más peligrosas infecciones intestinales que existen, y se está evaluando como cura potencial de muchas enfermedades más.

 Pero esos trasplantes requieren que personas sanas donen muestras de heces, y un nuevo estudio muestra que ampliar la cantidad de donantes podría ser difícil.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

 Las personas que podrían donar su materia fecal de forma regular estarían motivadas sobre todo por el altruismo, pero la incomodidad y el "factor asco" plantean obstáculos significativos ante la donación regular, afirmó la investigadora principal, Breanna McSweeney, estudiante de medicina en la Universidad de Alberta, en Canadá.

 "La logística de hacer todo lo que implica en realidad la donación disuadiría a mucha gente", dijo McSweeney. "Se trata de una barrera importante que debemos franquear si queremos más donantes de heces, algo que necesitaremos".

 El trasplante de microbiota fecal implica trasplantar materia fecal purificada de un donante sano, para ayudar a establecer colonias de bacterias sanas en los intestinos de pacientes enfermos.

 Actualmente, el trasplante fecal se utiliza como tratamiento para la infección con la Clostridium difficile, una bacteria oportunista que puede provocar una diarrea potencialmente letal si logra establecerse en los intestinos. La C. difficile puede descontrolarse si un uso intenso de antibióticos mata a demasiadas bacterias "buenas" en el tracto intestinal.

 La C. difficile provocó casi medio millón de infecciones en pacientes en Estados Unidos en un solo año, y un estimado de 15,000 muertes se pueden atribuir directamente a las infecciones con la C. difficile, según un estudio de 2015 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

 El trasplante fecal también se está investigando como tratamiento posible para enfermedades como el síndrome del intestino irritable, añadió McSweeney.

 Para ver qué podría motivar a las personas a donar heces, McSweeney y sus colaboradores encuestaron a 802 personas en universidades de Canadá, Estados Unidos y Reino Unido.

 Más de tres de cada cuatro personas dijeron que el altruismo sería su principal motivo para pensar en ser un donante de heces, encontraron los investigadores.

 "Los que ya eran donantes de sangre fueron más propensos a estar dispuestos a ser donantes de heces", afirmó McSweeney.

 Las personas también dijeron que tendrían más probabilidades de donar si supieran cómo las donaciones estaban beneficiando a los demás.

 Pero hay barreras importantes contra la donación, encontró la encuesta. "Si para ellos recolectar sus propias heces resultara desagradable, estarían menos dispuestos a donar, un factor importante", dijo McSweeney.

 Las personas también dijeron que las desanimarían todos los obstáculos que hay que afrontar para donar heces.

 Actualmente, los donantes potenciales de heces deben completar un cuestionario parecido al de los donantes de sangre, y someterse a análisis de sangre y de heces antes de la donación "para asegurar que no se administra a nadie unas heces que pudieran hacerle daño", dijo McSweeney.

 Por ejemplo, el primer banco de heces de EE. UU., OpenBiome, requiere que los donantes completen un cuestionario clínico de 200 puntos y que realicen más de una docena de pruebas de sangre y de heces.

 La Dra. Colleen Kelley es profesora asistente de gastroenterología en la Facultad de Medicina Warren Alpert de la Universidad de Brown, en Providence. "Hay un listón muy alto para ser un donante de heces", aseguró. "OpenBiome rechaza a un 97 por ciento de los donantes que se presentan".

 Además, los donantes deben repetir la evaluación de salud cada dos meses para asegurarse de que no han contraído una enfermedad que afectaría a la calidad de sus heces, según el sitio web de OpenBiome.

 A los donantes potenciales también les desanima el hecho de que tendrían que acudir a un hospital para donar, señaló McSweeney. A diferencia de los bancos de sangre, los bancos de heces no están en la posición de organizar campañas para recolectar en ubicaciones remotas.

 Por último, parece muy probable que haya un desgaste del donante. "Encontramos que donar incluso una vez al mes resultaba bastante inconveniente para la gente", señaló McSweeney.

 Kelley apuntó que "algunos bancos de heces realizan la donación en el mismo centro, tras la aprobación del donante. Y en general le piden a la persona que vaya algunos días de seguido, dado que acaban de pasar por las pruebas. De forma que esos participantes deben tener deposiciones regulares".

 El dinero puede ayudar a vencer la renuencia. Las personas dijeron que estarían más dispuestas a donar si les pagaran de 15 a 25 dólares por donación. Actualmente, OpenBiome ofrece 40 dólares por donación.

 Pero tener una actitud positiva respecto a la donación de heces o haber sido donante de sangre parecieron ser motivaciones potentes, añadió McSweeney. Recomienda que los bancos de heces se dirijan a los donantes regulares de sangre como nuevos donantes potenciales, y que ofrezcan pagos en efectivo por donación para hacer que acudan con regularidad.

 "A medida que aparecen estudios que muestran que el trasplante fecal es beneficioso para más afecciones, es probable que necesitemos más donaciones", concluyó McSweeney.

 Los hallazgos fueron presentados el martes en la Semana de las Enfermedades Digestivas, en Washington, D.C. Las investigaciones presentadas en las reuniones se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.

  • Trasplante fecal
  • Microbiota

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo