Salud

Estar vacunado podría ser requisito escolar en Holanda

Europa presenta un incremento significativo en casos de sarampión

Por: Juan Leyva

Foto ilustrativa/Feeimages

Foto ilustrativa/Feeimages

Europa presenta un repunte significativo en casos de sarampión, las cifras oficiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) suman 41 mil contagios, atribuidos a la falta de inmunización a raíz del surgimiento de grupos anti vacunas. 

Esta enfermedad se creía erradicada en el continente europeo hace dos décadas. Aunque los países de ese continente cuentan con las dosis suficientes para vacunar a la población, la renuencia por parte de los padres para vacunar a sus hijos continúa. 

En busca de contener la expansión de los contagios, el parlamento de Holanda busca que estar vacunado sea un requisito para que los niños en edad escolar puedan ingresar o continuar sus estudios dentro de planteles holandeses. Esta estrategia busca proteger al grupo de población más vulnerable por la enfermedad. 

La OMS indica que para proteger a todo un país de brote de enfermedades como paperas, rubeola y sarampión, se requiere que el 95 por ciento de su población esté vacunada. 

¿Para qué sirven las vacunas?

Las vacunas le "enseñan" al cuerpo cómo defenderse cuando microorganismos, como virus o bacterias lo invaden:

  • Las vacunas lo exponen a una cantidad muy pequeña y muy segura de virus o bacterias que han sido debilitados o destruidos.
  • Su sistema inmunitario aprende luego a reconocer y atacar la infección si está expuesto a ella posteriormente en su vida.
  • Como resultado de esto, usted no se enfermará o puede tener una infección más leve. Esta es una forma natural de hacerle frente a las enfermedades infecciosas.

Por qué necesitamos las vacunas

Durante unas semanas después del nacimiento, los bebés tienen algo de protección contra los microbios que les causan enfermedades. Esta protección se transmite de la madre a través de la placenta antes del nacimiento. Después de un corto tiempo, esta protección natural desaparece.

Las vacunas ayudan a proteger contra muchas enfermedades que solían ser mucho más comunes. Los ejemplos incluyen tétanos, difteria, paperas, sarampión, tos ferina (tos convulsiva), meningitis y poliomielitis. Muchas de estas infecciones pueden causar enfermedades serias o potencialmente mortales y pueden llevar a discapacidades de por vida. Gracias a las vacunas, muchas de estas enfermedades ahora son poco frecuentes.

Foto:  Freeimages 

Esta nota incluye información de: OMS y Medlineplus

En esta nota: