Salud

¿Dolor menstrual?Posiciones de yoga para evitarlos

Estas posiciones estiran y relajan los músculos para evitar los dolores o desaparecerlos

Por: El Debate

Foto: Mujer hace yoga. Pixabay

Foto: Mujer hace yoga. Pixabay

Muchas mujeres tienen periodos menstruales dolorosos, también llamados dismenorrea.  El dolor más a menudo se debe a los calambres menstruales, que son dolores palpitantes o cólicos en la parte baja del abdomen. También puede tener otros síntomas, como dolor de espalda baja, náuseas, diarrea y dolores de cabeza.  

Existen medicamentos que ayudan a las mujeres que padecen este tipo de dolores extremos. Para aquellas que padecen dolores menores, existen alternativas como ejercicios para evitar su aparición y ayudar a calmarlos. 

Balasana 

También puedes hacer esta variante echando los brazos hacia adelante. Foto: Pixabay

Es una postura de relajación por excelencia. Si es la primera vez que la vas a practirar, puedes usar un cojín entre el vientre y el suelo. Para realizarla: 

Estira la columna. Coloca juntos los dedos gordos y siéntate en los talones, a continuación, separa las rodillas casi al ancho de tus caderas. Trata de quedarte en esa posición el tiempo que aguantes. 

Pinza asistida

Trata de hacer las posiciones hasta donde tu cuerpo y flexibilidad lo permitan. Foto: Pizabay

Esta es una de las posiciones de yoga que más trabaja el estiramiento. Puedes hacerla colocando una almohada entre los muslos y el tronco. 

Para hacerla: 

Siéntate en el suelo con las nalgas apoyadas (puede ser sobre una manta doblada), con las piernas estiradas frente a ti, alargando los gemelos y los talones hacia delante. Mantén los pies activados, desde los talones, que están apoyados firmemente en el suelo.  Pon las palmas de tus manos o la punta de los dedos, junto a tus caderas y levanta la parte superior del esternón hacia el techo mientras los muslos superiores descienden.

Postura del gato y del camello. Apoya tis rodillas y manos en el suelo con la cadera en posición neutra y la espalda elongada pero con una curvatura natural de la columna, saca los glúteos hacia afuera, arqueando la columna como lo haría un gato enfadado. 

En esta nota:
  • Yoga
  • Dolor menstrual
  • Mujeres