Imagen de Salvador Cienfuegos Zepeda

Salvador Cienfuegos Zepeda

Político

Salvador Cienfuegos Zepeda fue titular de la Secretaría de la Defensa Nacional durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto del periodo 2012 al 2018. Nació el  14 de junio de 1948, en la Ciudad de México. 

Cienfuegos ingresó al Ejército en 1964. Fue oficial mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, inspector y contralor general del Ejército y Fuerza Aérea, y comandante en cuatro regiones militares. En actividades de Estado Mayor fue subjefe de Doctrina Militar del Estado Mayor de la Defensa Nacional, subdirector General del Registro Federal de Armas de Fuego y Control de Explosivos, y jefe de la Sección Tercera (Operaciones) del Estado Mayor de la Defensa Nacional.

De semblante duro y aparentemente imperturbable, Cienfuegos era considerado uno de los militares más influyentes del Ejército, aunque sus seis años a la cabeza de la institución lo pusieron en el centro de varias polémicas.

En su gestión se caracterizó por promover la Ley de Seguridad Interior para dar marco jurídico a la labor de las fuerzas armadas en materia de seguridad pública, es decir, justificar la actuación de los soldados como policías.

Su malestar por el cero avance de esa reforma se reveló en 2017 ante diputados: "Si me piden que levante una mano para preguntarme si quieren que regresen los militares a los cuarteles, no levanto una mano, levanto las dos", les dijo.

El general fue un mando exigente con su tropa y también reacio con las organizaciones de derechos humanos. Incluso impidió que padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa ingresaran a los cuarteles para que verificaran si había indicios de ellos.

En febrero del 2018, más de treinta organizaciones pidieron a la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas no otorgar el grado de doctor honoris causa al exsecretario de la Defensa porque a su juicio eso resultaba un afrenta a la comunidad estudiantil y académica del país.

Otorgar el doctorado honoris causa al general Salvador Cienfuegos significa premiarlo por crímenes de lesa humanidad, argumentaron las organizaciones

Padres de familia de los normalistas de los desaparecidos en Ayotzinapa  solicitaron al Gobierno federal que se aclare si militares del 27 Batallón de Infantería, con sede en Iguala, tuvieron responsabilidad en la desaparición de los jóvenes en 2014. Consideraron que Cienfuegos debe comparecer ante la Fiscalía General de la República para brindar información respecto a la actuación de militares en ese hecho.

En octubre de 2010, Cienfuegos dijo que los soldados que estuvieron en la zona no tenía "por qué declarar" ante el grupo de expertos de la CIDH que investigaba los hechos, porque solo responden ante "las autoridades mexicanas".

No fue hasta este septiembre, cuando se cumplieron seis años de la tragedia y bajo la presidencia de Andrés Manuel López Obrador, que se anunciaron ordenes de captura contra militares por el caso.

Bajo el paraguas de Cienfuegos también se cometió la matanza de Tlatlaya. En la madrugada del 30 de junio de 2014, 22 personas fueron asesinadas por soldados en una bodega ubicada en el municipio de Tlatlaya, en el Estado de México, colindante con la capital mexicana.

Según la versión oficial del Gobierno, los fallecidos eran presuntos delincuentes muertos en un choque con militares. Pero un posterior informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó que los militares ejecutaron a 15 de los 22 muertos.

La detención de Salvador Cienfuegos Zepeda supone un nuevo golpe al legado del expresidente Peña Nieto, tras la extradición desde España del exdirector de Pemex Emilio Lozoya, acusado de recibir sobornos de Odebrecht, y la encarcelación el año pasado por corrupción de la exsecretaria de Desarrollo Rosario Robles.