Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Aleexandra vendió su virginidad, ¿sabes quién la compró?

Aleexandra tendrá su primer noche de sexo, a cambio de 2.500.000 de dólares.

Aleexandra Kefren vendió su virginidad...Foto: Twitter

Aleexandra Kefren hizo algo que tenía en mente. Puso a la venta su virginidad y alguien pagó mucho dinero por ella.

De acuerdo a reporte del portal de noticias Muy, la chica fue conocida cuando en diciembre pasado se presentó en un programa de la televisión de Inglaterra, y confesó que quería vender su virginidad al mejor postor.

Aleexandra Kefren tiene 18 años de edad. Foto: Twitter

Los horrorizados presentadores y espectadores no podían creer lo que estaban escuchando de una chica de solo 18 años. 

Aleexandra, originaria de Rumania, dijo que sus padres estaban a punto de ser desalojados y que la idea le surgió tras ver la película Propuesta indecente, cuando tenía 15 años. Y esperó llegar a la mayoría de edad para concretarla.

Su historia dio la vuelta al mundo y concedió multitud de entrevistas a medios de todo el planeta. El primer paso estaba dado. Ahora tenía que lograr el segundo. Recurrió a una empresa, Cinderella Escorts, especializada en este tipo de encuentros, para poder lograr su fin. Contratada por la misma, la subasta se inició, y las ofertas fueron subiendo.

Un empresario japonés que mantendrá en reserva su identidad pagará 2.500.000 de dólares por el primer encuentro sexual de Aleexandra.


 Aleexandra demostró con certificados médicos, que es virgen. Foto: Twitter

El hotel ya fue reservado, el ganador de la subasta ya presentó los resultados médicos que demuestran que está libre de cualquier enfermedad de tipo sexual. Y la empresa que se hizo cargo de la subasta se llevará el 20% del dinero.

Cuando a Aleexandra le preguntan si lo pensó bien, ella contesta: "Prefiero vender mi virginidad por esa cantidad de dinero que entregársela a un futuro amigo que después de acostarse conmigo me deje plantada. No hay que ser hipócritas. ¿Cuántas chicas volverían atrás en el tiempo para hacer lo mismo si tuvieran la oportunidad?".

La empresa que llevo a cabo la subasta (cuyo dueño es un alemán de 26 años) es ducha en este denigrante negocio. Para cualquier subasta, los ganadores tienen que depositar un 40% del monto total antes de la cita y el resto el día del encuentro. En estos momentos, la agencia tiene nada menos que otras 300 chicas subastando su preciada virginidad.

 

Millones de mujeres luchan por igualdad. Por no ser matadas a golpes por sus parejas. Por poder adoptar un hijo. Por rebuscárselas con tres trabajos para parar la olla. Por ser amas de casa, mamás y esposas al mismo tiempo.

Y aparecen estas chicas que buscan la moneda fácil ofreciendo su virginidad. Lástima por ellas. La cuenta bancaria estará repleta, pero la dignidad les quedó vacía...