Astronauta rejuveneció en el espacio, revela estudio de la NASA

Un estudio realizado por la NASA a dos gemelos arrojó resultados asombrosos: uno de ellos rejuveneció en el espacio

Por  Raúl Durán

A la izquierda Mark Kelly, quien se quedó en la Tierra, y a la derecha Scott, que partió al espacio.(Foto: NASA)

A la izquierda Mark Kelly, quien se quedó en la Tierra, y a la derecha Scott, que partió al espacio. | Foto: NASA

La NASA publicó ayer los resultados de un estudio que realizó con un par de gemelos para conocer los efectos que ejerce en el cuerpo humano estar en el espacio exterior por un tiempo prolongado.

Para realizar el "Estudio de Gemelos", analizaron el estado de salud de un par de gemelos de 52 años, Scott y Mark Kelly. Uno de ellos se integró a la tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI), mientras que el otro se quedó en la Tierra. Los hermanos tenían características idénticas, por lo que los especialistas de la 
agencia estadounidense pudieron observar el impacto de los viajes espaciales en el organismo humano y su funcionamiento.

La NASA emprendió esta investigación que tuvo una duración de 340 días entre 2015 y 2016. Scott,
el gemelo que viajó al espacio, se convirtió en el primer astronauta estadounidense en pasar casi un año fuera de la Tierra, informó la NASA a través de un comunicado.

Desde allá se encargaba de enviar muestras frescas o congeladas a la Tierra para que pudieran monitorear el estado de su organismo.

Scott junto a su hermano Mark tras volver. Foto: NASA

Gracias al trabajo conjunto de más de 80 expertos de 12 universidad formados en 10 equipos de trabajo se logró analizar a fondo toda esta información.

Había algunos cambios que ya era esperables, como la pérdida de densidad ósea, alteraciones en la estructura del globo ocular y en la microbiota.

"Hemos observado miles y miles de cambios a nivel molecular y genético mientras Scott estaba en el espacio", mencionó Christopher Mason, investigador y profesor asociado del Weill Cornell Medical College.

Sin embargo, el astronauta Scott también sufrió cambios que sorprendieron a los científicos, como el cambio observado en sus telómeros.

Los telómeros son los extremos de los cromosomas que asegura su replicación adecuada durante la división celular. 

Factores como el estrés y el envejecimiento los acortan, algo que también aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares y algunos tipos de cáncer en personas mayores.

Sorprendentemente, en el caso de Scott, sus telómeros no se acortaron, sino que se alargaron en tanto estaba en el espacio; una suerte de rejuvenecimiento. 

Pero tras su regreso a la Tierra, estos se acortaron rápidamente, algo que podría propiciar un envejecimiento más rápido.

Otros de los cambios significativos registrados en el astronauta fueron en la expresión de genes o epigenética, que se refleja en las reacciones que el cuerpo experimenta con las presiones de su ambiente.

Aunque la mayor parte de los genes que sufrieron alteraciones volvieron a los parámetros en que estaban antes de que Scott fuera al espacio, "un pequeño porcentaje de genes relacionados con el sistema inmunológico y la reparación del ADN no volvió al nivel anterior". 

En cuanto a su sistema inmunológio, a pesar de las condiciones existentes en el espacio como la escasez de oxígeno y la falta de gravedad, este defendió su organismo exactamente igual a como lo hace en la Tierra.

Scott Kelly durante una caminata espacial. Foto: NASA

La investigación concluyó que más allá de los cambios tocantes a la expresión genética y los telómeros, el cuerpo de Scott Kelly aparentemente se adaptó bien al espacio. 

"Dado que la mayoría de las variables biológicas y de salud humana se mantuviero estables o volvieron al nivel base, esos datos sugieren que la salud humana puede mantenerse en su mayor parte durante este periodo (un año) de vuelo espacial", indicó en un comunicado la Universidad de Texas, que también participó
en el estudio.

La cienntífica de la NASA Jennifer Fogarty, confesó que aún es mucho lo que queda por comprender en relación a las reacciones del cuerpo en el espacio.

Sin embargo, un estudio sin precedenetes como este es una gran contribución para la elaboración de métodos que ayuden a mantener la salud de los astronautas durante expediciones espaciales largas, como los viajes a la Luna o -más a futuro- Marte.

En cuanto a los gemelos, que ya están jubilados, la agencia espacial detalló que los datos obtenidos en el estudio en que participaron serán analizados durante años.

  • NASA
  • Grandes descubrimientos de la NASA
  • Casos insólitos