Sexy e insólito

Por una infidelidad, sexy chica decide vender su virginidad

Bailey Gibson asegura que cederá su castidad al mejor postor

Por: El Debate

Por una infidelidad, sexy chica decide vender su virginidad. Foto: bunnyranch.com

Por una infidelidad, sexy chica decide vender su virginidad. Foto: bunnyranch.com

Nevada.- Bailey Gibson, una excolegiala de un convento cristiano, se siente libre y desea vender su castidad y tener relaciones sexuales por primera vez con la persona que más ofrezca por ello.

A sus 23 años de edad ha tomado esta determinación y para lograr su objetivo, se subasta en un famoso burdel, Moonlite Bunny Ranch en Nevada.

Por una infidelidad, sexy chica decide vender su virginidad. Foto: bunnyranch.com

Gibson fue durante toda su vida “una chica buena”, creció en un internado cristiano.

La joven habló para The Sun: “Fui adoptada cuando tenía un año y crecí con valores cristianos muy fuertes ya que mi padre adoptivo era parte importante en nuestra iglesia local.”

"No se me permitió mirar televisión, escuchar música que no sea cristiana, tener amigos o pasar la noche fuera de casa.”

"Si veíamos una película, era del canal Hallmark o Disney. Si se nos permitía mirar televisión, solo podíamos ver programas como Little House on the Prairie.”

Por una infidelidad, sexy chica decide vender su virginidad. Foto: bunnyranch.com

Gibson creció en un ambiente estricto, religioso y con normas y fue en la adolescencia cuando fue enviada a un internado.

"Fuí a una academia cristiana estricta y no tuve absolutamente ningún contacto con los niños todo el tiempo que estuve allí.”

Al salir del internado, tuvo oportunidad de conocer a su abuela biológica y comenzó a vivir con ella en Wisconsin, donde tuvo a su primer pareja.

Creció con valores religiosos. Foto: bunnyranch.com

"Mi ex novio era cristiano en ese momento y no deseaba tener una relación sexual con él hasta que nos casáramos. Sabiendo que era virgen, respetó mis valores por un tiempo ".

"Aprendí que el amor puede ser engañoso cuando descubrí que se acostó con su ex en el Día de San Valentín".

Esta cruel desilusión fue la que causó que Gibson tuviera la idea de vender aquello que tan celosamente guardaba, su virginidad, así fue como llegó al burdel de Bunny Ranch, Dennis Hof. Hof, el propietario, ha sido anfitrión de muchas subastas de este tipo; algunas con ofertas en millones de dólares.

"Ella quería guardarse a sí misma para el hombre correcto y vivir lo que pensaba que era una vida sana y correcta, y el mundo le lanzó una desagradable bola curva", comentó Hof; quien recibirá el 50% de la oferta definitiva. El proceso y ofertas serán totalmente secretos.

En esta nota:
  • Al mejor postor
  • Vende su virginidad por infidelidad
  • Chica subasta su virginidad