Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Restaurante ofrece descuento a mujeres según sus senos

Este tipo de promociones han generado polémica y muchas críticas para los dueños del restaurante

Imagen representativa. Foto: dandolatalla.net

Trendy Shrimp, es un restaurante que tuvo una idea muy polémica como atrayente: les pareció buena esta estrategia para atraer más clientes, pero en su lugar tendría duras críticas.

En el local se pueden encontrar atrayentes descuentos, dirigido sólo a mujeres, dependiendo del tamaño de sus senos, o lo que es lo mismo, entre más grande el tamaño de sus senos, mayores descuentos se consiguen.

Se puede encontrar ahí mismo el anuncio de la promoción, el cual fue promocionado de la siguiente manera en su slogan: “Toda la ciudad está buscando pechos”, y a lado una tabla del descuento correspondiente.

Dependiendo de la talla de los senos es como las mujeres reciben sus descuentos. Foto: bezzia.com

En él se puede ver que las mujeres de talla más pequeña pueden llegar a recibir un descuento del 5% y las que usan tallas más grandes podrían tener una oferta de hasta 65% cuando terminen de comer y tengan que pagar.

Esta idea, tuvo quejas por parte de un representante del negocio, que se quejó señalando que el anuncio era vulgar y discriminatorio para las mujeres, que seguro abandonarían el lugar.

Lan Shenggang, quien funge como gerente general del local, empezó a defender su estrategia de ventas asegurando que el número de clientes empezó a incrementar en un margen de 20%, y que las chicas que hicieron válido su descuento se sintieron orgullosas.

Shenggang afirmó que si las clientas se sentían apenadas de acercarse al personal masculino para pedir su descuento, tenían toda la confianza de recurrir a las meseras.

 

 

Mira quién está detrás de la broma de los gemidos en redes

Por: El Debate Seguramente te ha sucedido en carne propia ser víctima de esta conocida broma que ha inundado las redes sociales. En la oficina, en el transporte público, o en alguna plaza lo hemos oído y hemos mostrado una carcajada contenida o una risa incómoda.