Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¡Se rompe récord! Diamante sin color subastado en 33.8 mdd

El esplendido diamante "The Art of Grisogono", de 163,41 quilates, fue vendido el día de hoy por la famosa casa de subastas Christie's, creando un nuevo récord de precio para una joya de su clase.

Ginebra, Suiza.- El mayor diamante presentado en una subasta fue vendido éste martes por la noche en Ginebra por casi 34 millones de dólares, un récord mundial, anunció la internacionalmente reconocida casa de subastas Christie's.

Foto: AFP

El extraordinario diamante de 163,41 quilates, sin defectos, colgado de un collar de esmeraldas y diamantes llamado "The Art of Grisogono", fue vendido por 33,8 millones de dólares (28,7 millones de euros), tasas y comisiones incluidas, precisó la casa de subastas.

Esta venta constituye "un nuevo récord de precio para un diamante de color D (el de mayor pureza) en las subastas", afirmó a la AFP Rahul Kadakia, responsable de piedras preciosas en Christie's.

El comprador, quien participó en el remate por vía telefónica, requirió el anonimato.

Foto: AFP

"Hasta la fecha, se trata del mayor diamante D sin defectos en haber sido subastado", había afirmado Christie's al anunciar que la piedra preciosa formaría parte de su venta anual de alta joyería Magnificent Jewels.

La casa de subastas ya había declarado que esperaba que esta "obra maestra de belleza incomparable y de delicada confección" alcanzara los 25 millones de dólares (21,2 millones de euros).

El diamante perfecto de color D y de tipo 11A (puro, transparente, extremadamente raro) proviene de una piedra bruta de 404 quilates descubierta en febrero de 2016 en la mina de Lulo en Angola. Ocupó el puesto 27 de los diamantes blancos en bruto de mayor tamaño jamás hallados.

La piedra fue analizada en Amberes y tallada en Nueva York, donde un equipo de 10 especialistas estuvieron implicados en las diferentes etapas de transformación de la piedra gigante en diamante pulido e impecable.

Foto: AFP

Tras once meses de trabajo, el diamante fue enviado al Instituto Gemológico de América para su certificación, y de ahí pasó a Ginebra, donde el diseñador de la joyeria Grisogno, Fawz Gruosi, y su equipo crearon 50 diseños diferentes para el diamante.

A principios de febrero pasado, en el primer aniversario del hallazgo de la piedra, los creadores se decidieron por el diseño actual: un collar asimétrico que lleva en el lado izquierdo dieciocho diamantes con corte esmeralda y en el derecho dos filas de esmeraldas en forma de pera. 

El diseño es un guiño a la superstición de Gruosi, creyendo que el verde significa suerte. A la joyería ginebrina le llevó 1.700 horas crear el collar, una labor que requirió el trabajo de 14 especialistas.