Show

Amy Winehouse: a nueve años de la trágica muerte de la reina del soul

Este 23 de julio se cumplen 9 años de la trágica muerte de Amy Winehouse, la joven británica que se encumbró como la reina del soul por su poderosa voz

Por  Raúl Durán

Este 23 de julio se cumplen 9 años de la trágica muerte de Amy Winehouse, la joven británica que se encumbró como la reina del soul por su poderosa voz.(Foto: AFP)

Este 23 de julio se cumplen 9 años de la trágica muerte de Amy Winehouse, la joven británica que se encumbró como la reina del soul por su poderosa voz. | Foto: AFP

Este jueves 23 de julio se cumplen 9 años del trágico fallecimiento de Amy Winehouse, la joven británica que cautivó al mundo con su inigualable voz que la consagró como "la reina del soul" pese a su corta carrera.

Un día como hoy pero de 2011, Amy Jade Winehouse fue encontrada sin vida en su departamento de Londres, Reino Unido. Tenía 27 años. Pronto se supo que la causa de su muerte había sido una intoxicación etílica, abuso del consumo de alcohol. Su partida causó gran tristeza, y fue un amargo recordatorio de los múltiples derrumbes que marcaron su vida.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La joven compositora había estado atravesando tiempos difíciles a causa de sus problemas de adicción a diversas sustancias, principalmente el alcohol. Muestra de ello había sido su última presentación la noche del 18 de junio en Belgrado (Serbia), donde se le vio tambaleante y sin poder cantar al encontrarse visiblemente alcoholizada. En medio de abucheos, la cantante tuvo que cancelar su concierto y los siguientes de la gira. A partir de entonces fue hundiéndose más y más.

Parte de sus problemas de adicciones fueron atribuidos a sus relaciones amorosas pasadas, principalmente con su exesposo Blake Fielder-Civil, a quien había conocido a los 21 años y la adentró en el cosumo de cocaína y heroína, como él mismo llegó a admitirlo. Su relación estuvo marcada por la intensidad, y pronto los conocidos de Amy se dieron cuenta de que la cosa se estaba descontrolando. 

La cantante se sumió en una fuerte depresión tras la primera ruptura con Blake 2005, llegando a padecer bulimia y consumir pastillas. Ya para entonces, en 2003, había lanzado su álbum debut, "Frank" (en tributo a Frank Sinatra), con el que irrumpió en la escena musical como una joven promesa.

"Back to Black": de la cima al abismo

Podría decirse que lo que la salvó del infierno personal en que la había sumido la depresión fue su álbum "Back to Black" lanzado en 2006, que vendió más de 20 millones de copias en todo el mundo y la llevó a ganarse cinco premios Grammy. Había llegado a un momento cumbre de su carrera respaldada por su poderosa voz contralto.

Las canciones de "Back to Black" constituyen un crudo relato de lo que había atravesado Amy tras su ruptura amorosa. No sólo dan cuenta del dolor por el abandono de la pareja, sino que están marcadas por su oscura relación con las adicciones. Para muestra, "Back to Black" y "Rehab", su aclamado sencillo donde la sentencia era clara: "intentaron hacerme ir a rehabilitación, pero dije: no, no, no".

El éxito cosechado comenzó a tambalearse en 2007, cuando Amy y Blake contrajeron matrimonio inesperadamente en Miami. De ahí en adelante quedó cada vez más evidenciado el serio problema que Amy atravesaba con sus adicciones, que habían llegado a entorpecer sus presentaciones, como sucedió durante su participación en el festival Rock in Río de 2008 en Lisboa.

La relación llegó a su fin cuando Blake fue detenido y condenado a la cárcel por el delito de agresión. Ya para entonces Amy había suspenido una de sus giras por sus problemas, mientras estaba en la mira de los parazzis de los medios sensacionalistas que buscaban el menor pretexto para exhibirla.

Sin embargo, la cantante deseaba sobreponerse a su oscuro pasado. Había estado luchando contra las adicciones yendo a centros de rehabilitación, incluso había comenzado una nueva relación.

Cuatro meses antes de su fallecimiento, había deslumbrado con su versión "Body and Soul", el clásico interpretado por sus ídolos Frank Sinatra y Ella Fitzgerald, cantada junto a otro de sus héroes musicales, Tony Bennett, la cual obtuvo el Grammy en 2012 de manera póstuma.

Foto: AFP

Luego vino su última y desastrosa presentación en Belgrado, un oscuro preámbulo de lo que sucedería un mes después en su departamento de Londres. 

Su abrupta muerte a la edad de 27 años la sumó al llamado "Club de los 27", integrado por artistas legendarios muertos a los 27 años en un momento cúspide de sus carreras, como Kurt Cobain, Janis Joplin, Jimi Hendrix, entre otros.

Te puede interesar:

Kim Kardashian habla sobre el trastorno bipolar que sufre Kanye West

¿Quieres saber qué películas estrenará Netflix en agosto de 2020?

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo