Show

Así de bella era Flor Silvestre, abuela de Ángela Aguilar, en su juventud

Además de una gran cantante, Flor Silvestre fue una de las grandes actrices de la llama época de oro del cine mexicano

Por  Francisco Inzunza

Ángela Aguilar junto a su abuela Flor Silvestre.

Ángela Aguilar junto a su abuela Flor Silvestre.

Guillermina Jiménez Chabolla es conocida como "La reina de la canción mexicana", "la sentimental", "la voz que acaricia" o simplemente Flor Silvestre. Con su belleza, gracias, carisma y talento artístico, conquistó el corazón de Antonio Aguilar y juntos, llegaron a formar una de las dinastías más queridas y respetadas en México: ¡la Dinastía Aguilar!

Flor Silvestre participó en más de setenta películas, por lo general como protagonistas de estas y en algunas ocasiones como actriz secundaria o artista invitada. Su carrera cinematográfica abarcó varios géneros, entre ellos la comedia ranchera, el drama rural, el western mexicano, el cine de terror, la comedia urbana y el drama revolucionario. Es considerada una de las grandes actrices de la llama época de oro del cine mexicano.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

La viuda del cantante Antonio Aguilar tiene una discografía extensa y variada; grabó con éxito canciones de diferentes géneros mexicanos y latinoamericanos, y su música ha sido editada y reeditada en todos los formatos.

Los amores de Flor Silvestre

Su belleza, juventud y carisma no solo conquistaron al cantante y actor Antonio Aguilar. El primer esposo de Flor Silvestre fue Andrés Nieto. Fruto de este matrimonio nació su primogénita Dalia Inés Nieto, quien hoy en día es cantante y bailarina.

En 1953 se casó con el locutor y cronista Francisco Rubiales (Paco Malgesto), quien más tarde se convertiría en un reconocido presentador y pionero de la televisión mexicana. De este matrimonio nacieron sus hijos Francisco Rubiales quien trabaja en doblaje, subtitulaje y edición de video; y Marcela Rubiales quien es cantante y actriz de cine, teatro y televisión.

En su momento Guillermina Jiménez Chabolla manifestó sobre su divorcio de Paco Malgesto, "no me gustaría volverlo a pasar porque fue una cosa muy triste".

Flor Silvestre y Antonio Aguilar ya se habían conocido en 1950, pero no fue hasta 1955 cuando trabajaron junto por primera vez en la película "La huella del chacal", pero se enamoraron durante la filmación de la película "El rayo de Sinaloa". en 1957. Se casaron por el civil el 29 de octubre de 1959 y tuvieron dos hijos que siguieron sus pasos: Antonio y Pepe Aguilar.

Los nietos de Flor Silvestre forman una nueva generación de artistas, entre ellos Majo Aguilar (hija de Antonio) y Leonardo y Ángela Aguilar (hijos de Pepe).

Recientemente Pepe Aguilar compartió en sus redes sociales, un video donde muestra cómo pasaron el pasado Día de las Madres, celebrando a la matriarca de la Dinastía Aguilar allá en su rancho El Soyate, ubicado en el municipio de Villanueva, Zacatecas.

Cuando Antonio Aguilar se enamoró de Flor Silvestre, comentó:

Entonces descubrí en ella su sentimiento, su sentir, su limpieza, su hermosura por dentro y por fuera, su manera de pensar, su sentimentalismo, su delicadeza, su femineidad y no tuve más remedio que enamorarme de ella.

También te puede interesar:

Así lucía Leticia Calderón de joven; cautivaba a todos en los pasillos de Televisa

Así lucía Erika Buenfil, la reina de TikTok en su juventud

Así ha cambiado Fernando Colunga a través de los años

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo