publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

César Lozano comparte la fórmula de la felicidad en Culiacán

CONFERENCIA Y ENTREVISTA

¿Es posible lograr un total control de la emociones a través del intelecto? Según el Dr. César Lozano sí. Virtudes como la cordialidad y la amabilidad pueden ser aprendidas con diferentes técnicas y sobre todo con nuevas actitudes y pensamientos. Los asistentes a la conferencia Agregando inteligencia a nuestra emoción, fueron testigos de esto.

Lozano muestra un estilo original de impartir sus charlas, la clave es su encantador sentido del humor proveniente de un ser experto en el lenguaje corporal, la comunicación y la empatía con un público que se entrega desde el primer minuto a las analogías de la vida que muestran el lado cómico de la misma. Es prácticamente imposible no identificarse con alguna de ellas.

No hay punto muerto durante el discurso de Lozano, cada frase antecede a una lección a un enunciado inspirador y sobre todo a la tranquilidad. "21 días son suficientes para implantar cualquier hábito en el cerebro" dice el doctor, lo hace sonar tan fácil y tan al alcance de cualquier humano, que todos se unen en risas y aplausos al carismático Cesar Lozano .

Al finalizar la charla, parece que no hay duda, La felicidad se puede aprender.

Minutos antes de su conferencia, César Lozano conversó con EL DEBATE sobre la experiencia vivida a lo largo de su trayectoria y opinó sobre la clave del cambio en cada persona.

Cumple 22 años como conferencista ¿Cual cree que sea la razón de este éxito?

-Siempre he creído que hay una curva y hay un descenso. Pero Dios me ha permitido que siempre ha sido cada día más y más. Existen sus momentos, pero se siguen llenando los lugares en toda la república.

Yo creo que es porque hay mucha necesidad ahorita de mensajes como estos, cada día hay más personas que sienten que no hallan el camino para poder encontrar una solución a sus conflictos y creo que por eso cada día hay más gente en las conferencias. Ojalá haya mucha gente que se dedique a lo mismo que yo.

¿Cómo ha cambiado el Dr. César Lozano desde su primer conferencia?

-Yo empecé con esto algo serio y me di cuenta que la gente quiere reír. La gente aprende más rápido cuando ríe que cuando le hablas con mucha seriedad. Creo que he encontrado una fórmula para que a la gente se le grabe más el mensaje: es el sentido del humor.