Show

Chicharito Hernández habla de su boda secreta con Sarah Kohan

Tanto el futbolista mexicano Javier "Chicharito" Hernández y la modelo australiana Sarah Kohan, han confirmado que se casaron en secreto hace un par de días

Por  Francisco Inzunza

"Chicharito" Hernández y Sarah Kohan tuvieron su boda secreta el pasado 20 de marzo.

Javier "Chicharito" Hernández y Sarah Kohan saben como usar el factor sorpresa. De manera inesperada, al final de una entrevista, dieron a conocer que se convertirían en padres. Ahora de manera sorpreiva tanto el futbolista mexicano como la modelo australiana, han dado a conocer que tuvieron una boda secreta.

Ante los rumores de una supuesta boda secreta entre "Chicharito" Hernández y Sarah Kohan, ambos se han encargado de confirmarlo a través de sus redes sociales, causando gran asombro entre sus seguidores. El futbolista comentó vía Twitter:

Si, nos casamos. No hay nada que esconder. Feliz fin de semana a todos.

De igual manera, Sarah Kohan (quién espera en "Chicharito") compartió el mismo mensaje en sus Instagram Stories.

Sarah Kohan también confirmó su boda secreta con "Chicharito" Hernández.

Fue el conductor Carlos M. Ramírez de la cadena Telemundo, quien dio a conocer que el futbolista "Chicharito" Hernández y la bella modelo Sarah Kohan habían tenido una boda secreta en la ciudad de Chula Vista, condado de San Diego, California.

"Fuentes de la oficina de registro civil de Chula Vista nos confirmaron, con nombre y apellido, que Javier Balcázar Hernández y Sarah Kohan, se casaron el 20 de marzo", comentó el presentador de Telemundo en su perfil de Twitter.

Javier "Chicharito" Hernández y Sarah Kohan serán padres de un niño. A través de su cuenta en Instagram, la futura mamá ha compartido con sus más de 1.3 millones de seguidores, la evolución de su embarazo. La modelo en un principio se refirió a su hijo como un "bebé milagro".

Recientemente mostró su embarazo semidesnuda con un hermoso mensaje: "madre e hijo, desde el momento en que descubrí que estaba embarazada, sabía que ibas a ser un niño pequeño. Lo sentí.

Que bendita sea tu madre, sigue pateando en mi vientre, eres muy amado y no podemos esperar para encontrarte cuando estés listo.