Show

Dolores O'Riordan...¡hasta siempre!

La inigualable voz de la ex l fue banda sonora de su propio funeral

Por  Francisco Inzunza

Dolores O'Riordan...¡hasta siempre!

Dolores O'Riordan...¡hasta siempre!

La voz de Dolores O'Riordan sirvió de banda sonora a la emotiva despedida que le brindó este martes 23 de enero su pueblo natal, Ballybricken, Irlanda, donde dio el concierto "más importante de todos", el de la "vida misma", resaltó el sacerdote en el funeral de la líder de The Cranberries, fallecida el pasado 15 de enero.

Foto: EFE

Su féretro entró en la iglesia de Saint Ailbe al son del Ave María de Franz Schubert que interpretó y grabó con Pavarotti, y salió entre aplausos una hora después acompañada por la canción When you are gone, incluida en el álbum de The Cranberries To the Faithful Departed

Durante la misa también se escuchó a Dolores, que ha fallecido a los 46 años, cantando Panis Angelicus, lo que generó en el templo una atmósfera mágica gracias a su distintiva voz.

Además de decenas de parroquianos y vecinos de la artista, estuvieron presentes su madre Eileen, sus seis hermanos y los tres hijos de Dolores: Taylor, Molly y Dakota, fruto del enlace con Don Burton, de quien se separó en 2014 tras 20 años de matrimonio.

Foto: Xinhua

Frente al féretro se colocaron una guitarra, un disco de platino y otros objetos relacionados con su vida personal, como un libro de poemas y un cuadro de Nuestra Señora de los Dolores que perteneció a su tátara-tatarabuela.

Durante la homilía, el sacerdote, Liam McNamara, recordó que Dolores O'Riordan no solo puso en el mapa a su "preciosa comunidad" de Ballybricken, sino a la ciudad de Limerick y a todo el condado irlandés, tras convertirse en un ícono de la música mundial al comienzo de la pasada década de los 90.

 

El sacerdote destacó que "su personalidad amable y bella voz le granjeó muchos admiradores" en el terreno musical, pero con su arte y sus letras también "rescató de la oscuridad de la depresión" a un "incontable" número de personas.

La propia Dolores tenía un trastorno bipolar y los médicos habían establecido que sufría en ocasiones episodios de hipomanía, privación del sueño y paranoia.

"No hay palabras para describir adecuadamente a Dolores o para establecer con precisión la influencia positiva que ha tenido durante años", prosiguió Liam McNamara, quien habló de su primer encuentro con Dolores, cuando tenía 18 años y cantaba y tocaba el órgano con el coro de Saint Ailbe.

Foto: AP

"Poseía una voz muy especial, un talento que valía su peso en oro. Y como la chica inteligente que era, sabía muy bien que debía desarrolla y usar ese talento".

Foto: AP

Aseguró que Dolores "tenía una mente inquisitiva", lo que le llevó a interesarse por san Gregorio el Grande y "su influencia en la liturgia de la iglesia y en su música", que daría lugar al conocido canto gregoriano, con unos peculiares cambios de registros que la cantante imitó con sus privilegiadas cuerdas vocales.

Foto: EFE

"Si se derraman lágrimas en el cielo, por necesidad serán lágrimas de alegría. Sí, lágrimas de alegría, después de una excelente actuación de Dolores en el concierto más importante y vital de todos, el concierto de la vida misma", celebró el sacerdote.

El cortejo fúnebre se desplazó después de la misa al cementerio de Ballybricken para enterrarla junto a su padre Terry, en un acto privado al que solo asistieron la familia y los más allegados.

Foto: EFE
Foto: AP

Ahora, su familia está a la espera de que las autoridades forenses británicas den a conocer el resultado de la autopsia, para determinar la causa del fallecimiento de Dolores O'Riordan, quien fue hallada sin vida en un hotel de Londres.

Foto: EFE
Foto: EFE

Según su representante, Dolores O'Riordan se encontraba en la capital británica para participar en "una breve sesión de grabación" el día siguiente de su muerte, cuando tenía previsto poner voz a una versión del conocido tema de The Cranberries, Zombie, interpretada por la banda de rock estadounidense Bad Wolves.

 

Y con este emotivo tributo a la voz de muchas generaciones, Dolores O’Riordan, sus fieles fanáticos dejaron en claro que la intérprete sigue viva en cada una de sus canciones, su mayor legado para las nuevas generaciones.