Selecciona tu región
Show

El divorcio de Angélica Rivera y su boda con Enrique Peña Nieto, afectaron la vida de Sofía Castro

Por Francisco Inzunza

-

El productor de televisión José Alberto "El Güero" Castro y la actriz de telenovelas Angélica Rivera, contrajeron matrimonio en en diciembre de 2004, luego de vivir durante 10 años en unión libre. Cuando ambos se casaron ya habían procreado a sus hijas Sofía Castro y Fernanda. Cuatro años después, en el 2008, la protagonista de varios melodramas de Televisa como "La dueña" y "Destilando amor", dio a conocer su divorcio del hermano de la también actriz Verónica Castro.

Recientemente Sofía Castro abrió su corazón en una profunda charla que llevó a cabo para TED Talks, donde habló sobre lo mucho que le afectó la separación de sus papás "El Güero" Castro y Angélica Rivera. La joven actriz creció viendo las películas de Disney y ante el divorcio de sus progenitores, comprendió que las historias de amor no siempre tienen su "y vivieron felices por siempre".

Puedes leer: Enrique Peña Nieto aparece tras meses de incógnito en Instagram con su hija

"Cuando estaba cerca de cumplir 12 años mi vida cambió de manera radical, el divorcio de mis papás fue un rompimiento muy importante en mi familia, ahí por primera vez vi que Disney no siempre tiene la razón y a ese 'felices para siempre' le puse un gran signo de interrogación", manifestó la primogénita de Angélica Rivera, ex esposa del Presidente de México Enrique Peña Nieto (quien hoy en día tiene un noviazgo con la modelo Tania Ruiz).

La prima del cantante Cristian Castro (hijo del fallecido comediante Manuel "El Loco" Valdés y la primera actriz Verónica Castro), contó que después del sufrimiento que vivió por la situación de sus papás, su vida tuvo otro gran cambio tanto familiar como político.

Angélica Rivera contrajo matrimonio con Enrique Peña Nieto, quien en aquel momento era el candidato presidencial por la coalición Compromiso por México. Cabe mencionar que cuando la actriz y el político se conocieron, él era Gobernador del Estado de México, quien se preparaba para su campaña por la "silla grande".

"Si de por si ya vivíamos bajo el ojo público por el trabajo de mis papás, cuando mi mamá se vuelve a casar me sentí mucho más expuesta, observada y juzgada por todo el mundo, yo ni siquiera sabía lo que iba a suceder, ni lo que representaba ser parte de la familia presidencial", señaló Sofía Castro. Asimismo contó que las redes sociales, en aquel momento, tomaron el control de sus vidas. (La fotografía de Sofía Castro y Angélica Rivera que está causando sensación en redes sociales).

Sofía Castro reveló la tormentosa relación que vivió

Como cualquier adolescente, la hija de la ex Primera Dama de México, quería hacer lo que correspondía a esa edad: preocuparse por las mismas cosas que sus amigas, subir fotos a Facebook, perseguir a los Jonas Brothers. "Pero a esa edad yo también tenía un sueño bien grande, yo quería ser actriz y ese sueño, fue abrir la puerta para que la gente empezara a opinar sobre mi físico y mi persona y de pronto, sin que yo provocara nada, comencé a recibir ataques muy fuertes en redes sociales, por algo que no era mi responsabilidad, comentarios y frases realmente agresivos y violentos".

Todos estos ataques que recibió al formar parte de la Familia Presidencial, terminaron por lastimarla profundamente. Poco a poco empezó a perderse a sí misma y a creer que todo eso que le decía en redes sociales, tenía algo de verdad: "a consecuencia de esto se descompuso la forma en que yo me veía, empecé con depresiones, con problemas alimenticios, con ansiedad, con problemas de baja autoestima y sobre todo, con una gran falta de amor a mí misma".

En medio de esa "tormenta" la ex hijastra de Enrique Peña Nieto, conoció a quien creyó era su príncipe azul, tal y como se mostraba en las películas de Disney. Sin embargo, esa linda historia de amor que comenzó a vivir, se transformó poco a poco en una historia de dolor, en una relación demasiado tóxica. Sofía Castro confesó por primera vez haber vivido violencia verbal, psicológica y emocional.

Asimismo manifestó que por vida política de su mamá Angélica Rivera, nadie quería darle trabajo como actriz.

"Mi trabajo se empezó a ver muy afectado por la situación política que estaba viviendo, nadie quería contratarme, todo el mundo decía que yo estaba ahí por mis papás y no era cierto, al contrario, me quitaron varios proyectos por algo que no era mi responsabilidad, real, nadie me quería contratar".

Síguenos en