Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

El monólogo cómico y reflexivo de Sylvia Pasquel

OBRA DE TEATRO

Sylvia Pasquel se embarca en una nueva travesía teatral, con lo que sería el primer monólogo de su carrera. En esta ocasión se convierte en 'Viviana' para protagonizar, tras el telón, los típicos problemas de las relaciones maritales modernas y aligerarlas con algo de humor y drama bajo el título de No seré feliz, pero tengo marido.

En entrevista telefónica con EL DEBATE, Pasquel, convaleciente de gripe, habló sobre este nuevo proyecto y el éxito del recién finalizado melodrama Qué pobres tan ricos.

Salud y éxito.

"A veces no puedo descansar entre un trabajo y otro, se juntan las fechas. Hay que darle prioridad a los proyectos, la salud pasa a un segundo término y vienen las consecuencias, pero ya estamos saliendo adelante y lista para mi temporada en Sonora y Sinaloa", declaró Sylvia con su característica voz, un poco más gruesa de lo normal, por obvias razones. Sin embargo, se encuentra en el mejor de los ánimos gracias a los últimos éxitos que han marcado su trayectoria y por eso es imposible no hablar de Qué pobres tan ricos. "Fue un proyecto con mucho éxito desde un principio, de esos que nacen con estrella, muy afortunado. A pesar de que la telenovela ya terminó, la gente la sigue comentando".

Adiós a 'Gacela'.

En el melodrama, la actriz daba vida a Ana Sofía Romagnoli. Ahora que su papel ha terminado, Pasquel confiesa no extrañar a la millonaria "Gacela". Todo es parte de su trabajo. "Ya está uno acostumbrado, a veces hago algunos proyectos al mismo tiempo y cada personaje tiene lo suyo, sus características, y no mezclo una cosa con la otra", dice.

"Terminamos de grabar un mes y medio antes de que terminara la novela y empezamos con el trabajo de mesa, reestructurar y readaptar el monólogo. Al público se estrenó hace algunas semanas", señala, refiriéndose a su nuevo proyecto, el cual desde el principio fue recibido con ovaciones de pie por parte de los espectadores.

'No seré feliz...'

"Esta obra ya me la había ofrecido Rubén hace unos años, pero, por no cuadrar las fechas de trabajo, no pudimos concretarla. Ahora me volvió a llamar y, junto con mi directora Claudia Ríos, decidimos hacer una nueva adaptación de la obra. Yo me he dado cuenta que todos los monólogos que hablan de mujeres o del matrimonio, casi siempre terminan siendo demasiado feministas, y donde el hombre termina teniendo la culpa de todo. Yo creo que no. Muchas mujeres se van a sentir identificadas con este", asegura.

Mensaje.

Es la comedia y la interacción con el público la herramienta perfecta para lograr conectar desde la ilusión a media luz que significa el escenario.

"Poco se habla del duelo que pasa una mujer después de que se termina su matrimonio, lo que yo quería era darle un mensaje aspiracional a la mujer, decirle 'la vida no termina en el momento en que el matrimonio se resquebraja, ahí puede ser el momento para retomar tus sueños, ilusiones, y no importa la edad que tengas decidirte a ser feliz'", refiere.

"Además, participo mucho con la gente, para, al final, tener un epílogo completamente tierno, conmovedor y reflexivo", agrega. "Nunca había hecho un monólogo, es una experiencia enriquecedora para mi carrera", añade.

Proyectos.

Por el momento, la gira por Sonora y Sinaloa de No seré feliz... es la única actividad que ocupa a Sylvia, quien reiteró la invitación al público de Culiacán para que la acompañe el viernes 18 de julio en dos funciones, a las 19:00 y 21:30 horas, en el teatro Pablo de Villavicencio. "La asistencia del público en el teatro es el mejor premio que podemos tener", finalizó.

Los boletos están a la venta en plaza Fórum.