Show

El triste adiós de José José

"El Príncipe de la Canción", ni en vida, ni después de muerto merecía el trato inhumano y mucho menos el controversial episodio final en su vida

Por  Socorro Orozco

El triste adiós de José José(AFP)

El triste adiós de José José | AFP

Lo dudo que perdone desde el más allá a quienes le hicieron tantísimo daño en vida y aún después de muerto.

Fue incinerado y sus cenizas divididas en dos partes tras un pleito familiar, como si se tratara de una propiedad en disputa, así de fácil como diría su canción.

La mitad de sus cenizas fueron llevadas a México para rendir homenajes, tributos.. la otra mitad ha quedado en Miami junto a su viuda e hija.

Esta no fue la mejor decisión, más bien fue un capricho de madre e hija, una lucha de poderes... para qué quieren sus cenizas, si en vida no hicieron nada por él, lo abandonaron cuando más necesitaba del cariño de su familia. Murió enfermo e indefenso.

Los últimos meses, días, horas, minutos y segundos de su vida, los vivió condenado a sufrir preso como gavilán o paloma, y a ratos, desesperado llorando sus recuerdos de aquel amor sobre la almohada y sollosando gritó a los cuatro vientos cariño, abrazamo, cinco minutos porque ando volando bajo.

Como duele, cómo extraño mi pueblo pensó y sus lágrimas una a una rodaron por aquellas sufridas mejillas, cuando hubo respuesta a la pregunta del porqué el amor acaba y entre candilejas el porqué mi vida hoy son gotas de fuego testigos del gran sufrimiento del caminante del cancionero el bohemio que sin agoísmo nos heredó una avalancha de canciones y mientras el reloj marca las horas el príncipe, el solitario, el triste.

Así de fácil nos da el último beso hoy es un ángel y ésta noche su público aplaude su grandeza mexicana.

Sus últimos días fueron de reflexiones, de soledad en un encierro total, postrado en cama el romántico que le canta a los enamorados y al amor amor, mientras llueve allá afuera tan cerca y tan lejos, el triste, vive y se pregunta cada mañana qué es el amor?.

Pero, tras el dolor sufre de amnesia total para mitigar el sufrimiento y en su resistencia de amar...querer se embarcó en la nave del olvido nos dijo adiós y hasta siempre, nos dejó boleros inolvidables porque a partir de hoy "Lo que un día fue, no será" partió de éste mundo llevándose consigo mismo sus emociones, sus secretos y a esa le grita desesperado... he renunciado a ti.

Que importa, ya lo pasado, pasado, me vas a hechar de menos porque el amar es querer y a partir de hoy cuando escuches 40 y 20 recuerda a un amigo porque sabrás que me basta saber que todo fueron promesas  y que en las buenas y las malas, seré  una divina ilusión porque soy así un volcán en erupción.

Si me dejas ahora sé que habrá un reencuentro sabrá Dios cuándo... Gracias, insaciable amante, a veces infiel y mujeriego... ve tranquilo al lado de tu madrecita en esta triste tarde gris, que llora mi corazón adiós a el príncipe de ayer, hoy y siempre porque nadie, simplemente nadie será el sinfónico, el big band, ni el ranchero, ni el tenampa, ni el romántico y por siempre estarás en los corazones tan cerca y tan lejos!!!