Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Show

Fernanda Castillo y Raúl Méndez volverán a usar las armas

El próximo miércoles, los dos actores regresan con otro programa sobre bandidos, crimen organizado y corrupción en México
Avatar de El Universal

Por: El Universal

Fernanda Castillo en El señor de los cielos/Facebook

Fernanda Castillo en El señor de los cielos/Facebook

A Raúl Méndez y Fernanda Castillo los mataron en "El señor de los cielos". Sus personajes tuvieron un final dramático en el programa de Telemundo que cuenta las hazañas de un capo mexicano, basado en el narcotraficante Amado Carrillo Fuentes. 

El próximo miércoles, los dos actores regresan con otro programa sobre bandidos, crimen organizado y corrupción en México. 

Al más puro estilo de las series de televisión estadounidenses, en donde el crimen, los tiroteos y demás son los hechos a combatir por los detectives o miembros del ejército, será que "Enemigo íntimo" volverá a abrir el debate. 

En los últimos siete años, las narcoseries lograron posicionarse en millones de televidentes, no sólo en México, también en América Latina y otras partes del mundo gracias a los servicios de streaming. 

Estas producciones son criticadas por su alto manejo de la violencia y una exaltación hacia los capos. Sin embargo, no son los únicos malos que son protagonistas en programas de televisión. 

Para Raúl Méndez, éstos personajes son, simplemente, una estampa de lo que realmente pasa, cuando menos, en nuestro país. 

"Lo que falta en este país es una educación real y que la gente tenga el criterio para entender que lo que está ahí es una caricatura de lo que está pasando en el país.

Cuando hablamos de estos personajes empoderados dentro del crimen organizado, son caricaturas de lo real", comentó. 

Además, consideró que las quejas de las series sobre narcotráfico son parte de una doble moral. 

"Eso ya es cultural, los mexicanos tenemos por un lado a la Virgen de Guadalupe y por el otro lado el tequila, entonces depende de cómo amanezcas, si agarro el tequila o me pongo a rezar. 

"A nosotros nos ha tocado que cuando estamos haciendo proyectos como estos sobre el crimen organizado, del narcotráfico o de la violencia, de pronto está la gente que adora a los personajes, a la historia, y por otro lado, personas que lo rechazan porque creen que eso hace más violencia.

Al final del día nosotros somos dueños de nuestro tiempo y decidimos qué hacer con él, qué ver en televisión, una serie que habla sobre crimen o autos", dijo Méndez.

El programa narra la historia de dos hermanos separados desde pequeños y unidos años después. Ambos ignoran que tienen muchas cosas en común: los mismos padres, una infancia feliz y un gran crimen que los separó.

Él nunca ha dejado de buscarla y a ella la dejaron sin recuerdos y ahora el destino vuelve a ponerlos frente a frente en una guerra sin cuartel.

Con información El Universal

En esta nota: