Show

Frida Sofía habla de las adicciones de su mamá Alejandra Guzmán

La controvertida Frida Sofía asegura que las adicciones de su famosa mamá, la afectaron mucho cuando era niña

Por  Francisco Inzunza

Frida Sofía mantiene su pelea mediática con su mamá Alejandra Guzmán.

Frida Sofía mantiene su pelea mediática con su mamá Alejandra Guzmán.

Frida Sofía, en una nueva entrevista para el programa Ventaneando, habló sobre los problemas que tuvo cuando era solo una niña debido a las adicciones de su mamá, la cantante Alejandra Guzmán. Según la ahora cantante la llamada Reina de Corazones asistió a un grupo de ayuda bastante conocido, para superar sus adicciones al alcohol y las drogas. 

“Hay grupos que ayudan al familiar del adicto. Mi mamá siempre tuvo problemas con eso; se llama Alanon y yo iba a eso”, comentó Frida Sofía a la periodista Pati Chapoy.

Contó que era bastante joven cuando su progenitora inició la terapia de rehabilitación, por lo que se generó una especie de codependencia. “No podía dormir sin saber que mi mamá iba a estar bien. Igual ella no se acuerda de todo eso, pero yo sí”.

Según Frida Sofía, las constantes recaídas que tenía Alejandra Guzmán le ocasionaron más y más problemas a su joven edad, llegando a mentir en reiteradas ocasiones, a fin de no se separarse de ella. “Toda mi vida tuve que mentir y tuve que hacerla ver bien, de chiquita estábamos en un crucero y mi mamá no salió del cuarto porque Gerardo Gómez de la Borbolla (ex pareja de la cantante) se fue y ella cayó en depresión total. Siempre cuidándola, de verdad. Si me ha lastimado mucho porque yo jamás en la vida la traicionaría así”.

Frida Sofía señaló en la entrevista para Ventaneando que su mamá pudo hacer más por ella. "Cuando mi mamá estaba sobria ya era después de ir a una rehabilitación y no la culpo, porque esta es una enfermedad bien fea, yo sé que ella hizo lo que pudo, pero en cierto tiempo".

Porque no hizo lo que pudo, como lo pudo haber hecho en realidad, con las ganas de ser madre y no amiga mía.

La integrante de la Dinastía Pinal acepta haber cometido los mismo errores que su mamá Alejandra Guzmán, sobre todo en el tema de su adicción al alcohol, porque no tuvo una figura de autoridad que la corrigiera.