Show

Héctor Suárez tuvo exitosa operación para erradicar el cáncer

Héctor Suárez Gomís, hijo del querido comediante, compartió buenas noticias sobre la operación de su papá

Por  Francisco Inzunza

Héctor Suárez tiene cuatro años luchando contra el cáncer.(Agencia Reforma)

Héctor Suárez tiene cuatro años luchando contra el cáncer. | Agencia Reforma

Héctor Suárez fue sometido a una operación donde los médicos le extirparon la vejiga y la próstata, como una medida para tratar de erradicar el cáncer de vejiga que padece desde hace cuatro años. Su hijo Héctor Suárez Gomís ha dado buenas noticias a todos los fans de su querido padre.

"Tengo muchas ganas de gritarlo, ¡la operación de mi papá fue un éxito! Gracias a todos los que se han hecho presentes de diferentes formas", comentó Héctor Suárez Gomís en sus redes sociales, medio que ha usado para mantener a sus fans al tanto de la salud del comediante Héctor Suárez.

Horas antes de la operación de su padre, el también comendiante mencionó estar angustiante y nervioso, pero estaba seguro de que todo saldría favorable. "Qué conmovedor es recibir muestras de cariño, de apoyo, de empatía y solidaridad de gente que nunca has visto. El viernes, pasando migración en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, caminaba hacia la banda para recoger mi maleta y varios trabajadores se acercaron a saludarme y a decirme que el lunes 2 de septiembre, iban a estar rezando por la salud de mi papá. Les agradecí la muestra de cariño con un fuerte apretón de manos y con un nudo en la garganta recogí mi maleta y salí rumbo a mi casa después de un año de no venir a la CDMX".

Héctor Suárez Gomís comentó que durante el fin de semana pasado, estuvo recibiendo muchos mensajes donde le mandaban bendiciones a su papá, "¿cómo agradecer tantas manifestaciones de amor por parte de gente que te quiere sin haber hecho tú nada para merecerlo? Recibir amor gratis es sin duda una de las cosas más hermosas que he vivido".

Quiero confesar que la espera ha sido lenta, difícil, angustiante y ahora que mi papá está a unas horas de perder la vejiga y la próstata, los nervios no tienen muchas ganas de desaparecer. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

¡GRACIAS! Qué conmovedor es recibir muestras de cariño, de apoyo, de empatía y solidaridad de gente que nunca has visto. El viernes, pasando migración en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, caminaba hacia la banda para recoger mi maleta y varios trabajadores se acercaron a saludarme y a decirme que el lunes 2 de septiembre iban a estar rezando por la salud de mi papá. Les agradecí la muestra de cariño con un fuerte apretón de manos y con un nudo en la garganta recogí mi maleta y salí rumbo a mi casa después de un año de no venir a la CDMX. En la noche fui al súper, a mi súper, el de siempre, el que me queda cruzando la calle y al verme, el gerente me saludó como siempre y de inmediato me dijo casi las mismas palabras que los señores del aeropuerto. Durante el fin de semana he recibido decenas de mensajes en mis redes sociales y la gente me escribe para mandarle bendiciones a mi papá y todos se despiden diciéndome que el lunes estarán pidiendo por él. ¿Cómo agradecer tantas manifestaciones de amor por parte de gente que te quiere sin haber hecho tú nada para merecerlo? Recibir amor gratis es sin duda una de las cosas más hermosas que he vivido. Quiero confesar que la espera ha sido lenta, difícil, angustiante y ahora que mi papá está a unas horas de perder la vejiga y la próstata, los nervios no tienen muchas ganas de desaparecer. Gracias a cada uno/a de ustedes por regalarme palabras de cariño. Gracias por escribirme cada semana para preguntar por la salud de mi papá. Gracias por acercarse a mí en la calle y acariciar mi alma. Sé perfecto que en unas horas estaré en la habitación del hospital riéndome con mi papá, mis hermanos, mis hijos, la esposa de mi papá, mis tíos y mis amigos cercanos. Sé que voy a escribir en mis redes sociales que todo salió bien y que la cirugía fue un éxito. Sé que voy a besar y abrazar a mi papá durante muchos años más. ¡Así será!

Una publicación compartida de Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) el

"Gracias por escribirme cada semana para preguntar por la salud de mi papá. Gracias por acercarse a mí en la calle y acariciar mi alma. Sé perfecto que en unas horas estaré en la habitación del hospital riéndome con mi papá, mis hermanos, mis hijos, la esposa de mi papá, mis tíos y mis amigos cercanos. Sé que voy a escribir en mis redes sociales que todo salió bien y que la cirugía fue un éxito. Sé que voy a besar y abrazar a mi papá durante muchos años más. ¡Así será!", escribió Héctor Suárez Gomís horas antes de la exitosa operación de su padre.

Héctor Suárez ha tenido una batalla contra el cáncer en la vejiga desde el 2015; no fue hasta principios de junio pasado cuando su hijo Héctor Suárez Gomís lo dio a conocer en redes sociales.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Queridos todos: Para que no se especule, se exagere, se mal informe o se mienta, voy a decir la verdad del estado de salud de mi papá. El 4 de septiembre del 2015 recibí la que hasta hoy ha sido la llamada más dolorosa de mi vida. En ella mi papá me dijo que tenía cáncer en la vejiga. Sí, el mundo se me vino encima. Esa palabra le dobla las piernas y le aplasta el corazón a cualquiera. Vino la primera operación en la que le quemaron todos los tumores que tenía. Desafortunadamente la operación no se hizo con el debido cuidado y un par de semanas después lo volvieron a intervenir ahora sí con éxito. Empezaron las quimios y también un largo camino en el que mi papá nos ha dado lecciones de fortaleza y amor por la vida a toda la familia. Durante todas las quimioterapias jamás quiso cancelar una sola función. Este guerrero cumplió cada uno de sus compromisos de Los Locos Suárez y después de La Señora Presidenta. Las únicas veces que se tuvieron que cancelar funciones fue cuando tuvo que volverse a operar. Después de casi cuatro años han habido más de diez operaciones y su vejiga ya se rindió, está muy lastimada y mi papá tiene que dejarla ir junto con la próstata. El último mes empezó a perder sangre por la orina y le dio anemia, esa es la razón por la que pedimos que nos ayudaran donando sangre; por las transfusiones que se le están haciendo. El miércoles entró al hospital para que le drenen los riñones. Es importante que no exista ninguna falla renal antes de que le quiten la vejiga y la próstata. Afortunadamente el cáncer nunca dejó la vejiga, por esa razón una vez que haya sido extirpada junto con la próstata; estará libre de cáncer y listo para seguir trabajando y afinando los últimos detalles de su nuevo programa: ¡Ahí va el golpe! A nombre de mi papá, quiero agradecer todas las muestras de cariño que ha recibido. Jamás nos imaginamos el apoyo que recibiría de tanta gente. Un fuerte abrazo para todos Héctor Suárez Gomís

Una publicación compartida de Héctor Suárez Gomís (@pelongomis) el

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo