Show

Hijos de Karla Luna nos hacen llorar al recordar a su guerrera mamá

Hoy, en su primer aniversario luctuoso, los hijos mayores de la "comare morena" la recuerdan más que nunca

Por  Francisco Inzunza

El 28 de septiembre es y será un día muy triste, doloroso a la vez para los familiares de Karla Luna y todo sus fans. Hoy hace un año que nuestra querida "comare morena" perdió su lucha contra el cáncer. La Lavandera nos dejó una gran lección ante de morir: estamos vivos, que más podemos pedir. Sus hijos Rubén Luna y Stephanie Luna ha rendido tributo a la memoria de su mamá con unas significativas palabras en su perfil de Instagram.

Junto a una serie de videos donde esta con su mamá Karla Luna en un baile, el joven Rubén Luna escribió: "como el segundo que ya transcurrió, como en el que oíste mi frase anterior y ahora mi frase anterior es frase anterior y ahora, ambas son recuerdos. Podrás actuar igual un minuto después, podrás vociferar que lo volviste a hacer, pero eso es imposible porque el tiempo que se fue se fue".

Si alguien conoce el número del más allá hágamelo saber para poder llamar a quien no está aunque sea un momento, por un minuto, para calmar este vacío infinito triste y maldito, dime si sabes la forma de enviar una postal a un plano espiritual.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Como quisiera decirte un poema pero ya te fuiste, escribí algo en estos días tristes donde la soledad se convierte en tu mejor compañía, Madre mía pasan los días y aun no puedo asimilar esta triste situación por la cual estoy pasando, dejaste un hueco muy grande que nada ni nadie llenara es algo con lo cual tendré que aprender a vivir y al igual que tu sonreír aunque por dentro sea muy diferente, conservo en mi mente miles de recuerdos, buenos y malos, me queda claro que siempre diste todo por nosotros y que a lo malo siempre le veías algo bueno que nadie mas veía, por tu manera optimista de ver la vida, por más mala que fuera la situación nunca te acobardaste ni cediste, el doctor dijo que era una manchita me intento convencer, resulta que esa manchita era cancer y ya no había mucho que hacer, la guerrera estaba herida de muerte, nunca nos dijeron cuánto tiempo le quedaba pero en pocas palabras dependíamos de un milagro o correr con suerte, ella me tranquilizó mentalmente, no hay duda que tus perspectivas ante todo eran totalmente diferentes, mientras yo me desahogaba y apretaba los dientes, tú seguías con tus rutinas de trabajo y de toda la familia al pendiente, ella se fue un día nublado y frío con ella estuvimos mis hermanas, familia y yo hasta el último momento, les puedo decir que tuve la fortuna de la cual le doy gracias a Dios por permitirme bendecirla darle el último abrazo, el último beso, la última bendición y mis últimas palabras. minutos antes de su partida me tocó estar orando tomado de su mano y junto a otro hermano, yo se que me escuchaste tu frecuencia cardiaca y presión se elevaron al cantarte salmos y hablarte de él, me tocó aceptar los planes que Dios tenía para ti no creo poder olvidar el momento en verte partir, no existen palabras para describir lo que sentí, solo se que algo en mi se desprendió y junto a ti se marcho.... #loveyoumom #seeyousoon #rip

Una publicación compartida de Ruben Luna (@rubenluna19) el

"Comunicar que me siento muy mal, me afecta pensar que no hay reencarnación que no hay nada después de la muerte y la religión mintió, pensar que no verás más a quien se marchó decir que nunca volverás a abrazar a quien ya murió. Y espero estar completamente equivocado y hablarte, cuando mi tiempo aquí haya terminado. Comentarte lo bueno, no recordar más lo malo y vivir en paz como el sueño de cualquier ser humano, sin enfermedades ni dolores ni traiciones ni obsesiones ni ansiedades ni temores. Quisiera tanto poder verte de nuevo y corroborar que te fuiste para vivir en algún cielo", manifestó Rubén Luna

Un año sin ti físicamente pero en mi mente siempre, no sabes cuanto te quiero y no se muere quien se va, solo se muere quien se olvida. Al fin y al cabo la muerte va tan segura de ganar. Que de ventaja te da una vida.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Como el segundo que ya transcurrió, como en el que oíste mi frase anterior y ahora mi frase anterior es frase anterior y ahora, ambas son recuerdos. Podrás actuar igual un minuto después, podrás vociferar que lo volviste a hacer, pero eso es imposible porque el tiempo que se fue se fue. Como una página que se pasó, como una flor que ya se marchitó, como una foto que ya se tomó, como alguien que quieres pero que su tiempo ya acabó. A veces pienso que las fechas en donde las fiestas aparecen en cada esquinita por doquier fueron todas hechas para dar tristezas a personas que no pueden olvidar a un ser y en los cumpleaños, y en las navidades, y en los carnavales yo pensándote, mientras todos ríen, mientras todos bailan, yo tomando veo tu foto recordándote pero, estoy consciente que tú no habrías querido verme así hoy tengo, un nudo en la garganta cada vez que te recuerdo aquí. Si alguien conoce el número del más allá hágamelo saber para poder llamar a quien no está aunque sea un momento por un minuto para calmar este vacío infinito triste y maldito dime si sabes la forma de enviar una postal a un plano espiritual comunicar que me siento muy mal, me afecta pensar que no hay reencarnación que no hay nada después de la muerte y la religión mintió, pensar que no verás más a quien se marchó decir que nunca volverás a abrazar a quien ya murió. Y espero estar completamente equivocado y hablarte, cuando mi tiempo aquí haya terminado. Comentarte lo bueno, no recordar más lo malo y vivir en paz como el sueño de cualquier ser humano, sin enfermedades ni dolores ni traiciones ni obsesiones ni ansiedades ni temores. Quisiera tanto poder verte de nuevo y corroborar que te fuiste para vivir en algún cielo. El primer trago para el suelo y una mirada para el cielo, un año sin ti físicamente pero en mi mente siempre, no sabes cuanto te quiero y no se muere quien se va, solo se muere quien se olvida. Al fin y al cabo la muerte va tan segura de ganar. Que de ventaja te da una vida. recuerden que el homenaje es el día de mañana en el kiosco Lucila Sabella en la Macroplaza, de 7pm a 10pm; es un regalo de Karla Luna para ustedes.

Una publicación compartida de Ruben Luna (@rubenluna19) el

Por su parte, la primogénita de Karla Luna, la bella (al igual que su progenitora) Stephanie Luna resaltó en sus redes sociales que su mamá se desvivía por sacarle una sonrisa a todos, amaba con todo su corazón hacer a la gente feliz.

Amaba que aunque fuera por un instante a la gente se le olvidaran sus problemas y sus preocupaciones, y hasta en sus últimos días, en los momentos en los que ella mayor dolor tenía, trataba de estar en contacto con ustedes y darles un mensaje positivo.

Stephanie Luna pidió a todos los fans de su mamá Karla Luna, jamás olvidarla: "ojalá que nunca la olviden, porque ella les entregó su corazón".

  • Aniversario luctuoso
  • Karla Luna
  • La Lavandera
  • Rubén Luna
  • Stephanie Luna