Show

La divertida videollamada de Flor Silvestre a su nieta Ángela Aguilar, el día de su cumpleaños 17

Flor Silvestre aprendió en esta pandemia a usar la app FaceTime y el día del cumpleaños de su nieta Ángela Aguilar, le hizo una divertida videollamada

Por  Francisco Inzunza

Ángela Aguilar rinde tributo con su música, a su abuela Flor Silvestre.

Ángela Aguilar rinde tributo con su música, a su abuela Flor Silvestre.

El pasado 8 de octubre la bella y angelical cantante Ángela Aguilar, cumplió 17 años de edad. Con motivo de este día tan especial, en compañía de sus familiares más cercanos tuvo una amena celebración con temática rosa. Recientemente en su canal de YouTube publicó un video donde compartió con sus millones de seguidores varios detalles de su fiesta de cumpleaños, y aunque su abuelita Flor Silvestre no pudo asistir, le hizo una llamada por FaceTime para felicitarla y a su vez, hacer un divertido reclamo a su nieta.

Guillermina Jiménez Chabolla, conocida como Flor Silvestre, no asistió a la fiesta de cumpleaños de su nieta Ángela Aguilar, ya que permanece en confinamiento en su hogar en el rancho El Soyate (ubicado en el municipio de Villanueva, estado de Zacatecas), ante la pandemia del Covid-19.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Anteriormente Ángela Aguilar contó que le habían enseñado a su abuela Flor Silvestre a usar FaceTime, para que pudiera comunicarse con su familia durante estos meses que ha tenido de encierro en su rancho, el paraíso que le construyó su amado esposo Don Antonio Aguilar. Al no poder estar junto a su adorada nieta en su celebración, Guillermina Jiménez Chabolla (quien cumplió 90 años de edad en agosto pasado), se comunicó con ella a través de esta aplicación.

"¡Hola preciosa!", le dijo al principio Flor Silvestre a Ángela Aguilar. Con el humor que la caracteriza, la cantante y actriz remedó a su nieta cuando le respondió: "hola abuelita". Posteriormente Guillermina Jiménez Chabolla le reclamó la comida que le habían prometido que le llevarían:

Me dijeron que me iban a mandar una comida y yo hasta esta hora, la estoy esperando y nadie vino.

Flor Silvestre primero bromeó con su nieta Ángela Aguilar y después le brindó unas lindas palabras de abuela.

Ante el divertido reclamo de su abuela Flor Silvestre, la cantante Ángela Aguilar le mostró lo que estaban comiendo, diciéndole que le iban a mandar un hot dog, a lo que la viuda de Don Antonio Aguilar manifestó: "¡no soy gringa pa' que me manden un hot dog!, no señorita, yo voy a comer aquí picadillo de rancho". Guillermina Jiménez Chabolla le dedicó unas hermosas palabras a su nieta:

¡Hijita linda! En tu cumpleaños te deseo lo más lindo del mundo, que Dios te lo va a dar, lo más bonito, lo más bonito.

"Te amo mucho abuelita, gracias por marcarme, te quiero", le respondió Ángela Aguilar.

Ángela Aguilar honra a su abuela Flor Silvestre con su música

En 2018 la hija de Pepe Aguilar lanzó su primer álbum "Primero soy mexicana"; el título está inspirado en la película "Primero soy mexicano", película que marcó el debut cinematográfico de su abuela, una historia escrita y dirigida Joaquín Pardavé. En dicha película de 1950, el hijo de un hacendado reta a un duelo a un capataz por el amor de una hermosa mujer llamada "Lupe", interpretada por Guillermina Jiménez Chabolla.

El álbum contiene 11 canciones entre estas "La Llorona", una icónica canción de la música mexicana y que Ángela Aguilar con su potente voz, causó gran sensación en la industria musical. Pero la canción más especial para la hija de Pepe Aguilar en este disco, es "Cielo rojo", uno de los temas que forma parte del inmenso repertorio de su abuela Flor Silvestre.

"Cielo rojo" es una canción del género huapango escrita por el cantautor mexicano Juan Záizar, uno de los grandes éxitos de la cantante y actriz Flor Silvestre. La viuda de Antonio Aguilar la grabó por primera vez en 1957 con el Mariachi Vargas de Tecalitlán, para el sello RCA Víctor. En los agradecimientos de su álbum "Primero soy mexicana", Ángela Aguilar manifestó:

Una de las canciones más significativas que grabé en esta producción, se llama "Cielo rojo", la cual fue interpretada por mi más grande inspiración, mi abuela Flor Silvestre, en el año de 1957, una canción que me regresa a ese lindo momento en que apenas descubría mi amor por la música.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo