publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La mala suerte de Paulina Rubio

ENTRETENIMIENTO

México, D.F. (El Universal) Paulina Rubio ha sufrido muchas desilusiones en el amor, debido a que sus parejas sentimentales no han sido las más idóneas. Y es que "La Chica Dorada" pareciera que escoge hombres en busca de fama, a los que termina manteniendo.

Una de las primeras parejas de Pau fue Ricardo Bofill, con quien comenzó a salir en 1995, luego de que el arquitecto se separara de Chabeli Iglesias. A pesar de contar con una profesión, el español nunca trabajó y se dedicó a estar de gira con la ex Timbiriche.

Paulina estaba tan enamorada que accedió a que Ricardo construyera una casa con su dinero en Miami; sin embargo, nueve años después terminaron y se pelearon por la mansión en Florida. Pero la mala suerte en el amor apenas empezaba para Paulina, pues en 2004 inició un romance con José María Torre, quien abandonó proyectos para estar con ella.

Pero al paso del tiempo, comenzaron a tener problemas y decidieron terminar su relación, hecho que aprovechó "Chema" para relanzar su carrera y dar a conocer su faceta de diseñador. La intérprete parecía haber aprendido la lección; sin embargo en 2005 quedó flechada y comenzó un noviazgo con Nicolás Vallejo-Nágera.

El también español abandonó su trabajo para poder estar el mayor tiempo posible con la cantante, quien desde esa fecha mantenía económicamente a "Colate". Era tanto el amor que se profesaban, que en 2007 decidieron contraer nupcias en una espectacular boda en Xcaret, pese a que los familiares y amigos de Rubio aseguraban que el matrimonio no duraría, porque a él no le gustaba trabajar.

Y así fue, cinco años después y con un hijo de por medio, Paulina Rubio solicitó el divorcio y comenzó una batalla legal contra su ex esposo por la custodia de Andrea Nicolás. Ahora, Paulina Rubio parece haber encontrado el amor otra vez con Gerardo Bazúa, ex concursante de La Voz... México.