publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

'La novia de México' anhela regresar al cine

ENTRETENIMIENTO

Quien crea que la televisión siempre ha pagado bien, basta con preguntarle a Angélica María cuando ella misma se compraba la ropa a usar en producciones para la pantalla chica. En 1981, mientras realizaba "El hogar que yo robé", fue claro ejemplo de ello, recordó durante una charla ofrecida este viernes en el marco del Festival Internacional de Cine de Guanajuato donde fue objeto de un homenaje, recibiendo la Cruz de Plata.

"Ahí hice de millonaria y la ropa me costó lo doble de lo que pagaban en las telenovelas, pero estaba muy bien vestida", recordó entre risas. Dos décadas antes, en 1960, el productor Ernesto Alonso la había llamado para la serie "Cartas de amor" y para decirle que le daba el vestuario de sirvienta, pero todo lo demás tenía que conseguirlo ella.

Después en "Muchacha italiana viene a casarse", el mismo Alonso le otorgó el papel principal dos semanas antes del inicio de la telenovela y debía ella misma hacerse cargo del acento europeo. "Me dijo: eres italiana y te doy la ropa, lo demás te lo buscas tú; estaba de moda Sophia Loren y entonces la cantadilla ya lo tenía yo, digo, a las dos semanas no te da tiempo de aprender italiano", narró.

La intérprete de "A dónde va nuestro amor" y "Eddy Eddy" había sido invitado en siete ocasiones anteriores al Festival Internacional de Cine de Guanajuato, pero por cuestiones laborales no había podido asistir.

Durante la plática en el Teatro Ángela Peralta recalcó su gusto por trabajar en cine, donde realizó más de 50 películas entre ellas "Somos novios", "Romeo contra Julieta", "Yo amo, tú amas, nosotros...".

"Extraño el cine porque lo amo, lo disfruto día con día, ahora que vengo aquí (al festival) y conozco a todos estos niños maravillosos y valiosos (jóvenes directores) les voy a pedir trabajo", bromeó la actriz. Y recordó que por un tiempo decidió dejar al llamado séptimo arte, por ser alguien friolenta. "Dejé de hacerlo porque no me sentía a gusto, no destaparse, sor friolenta y entonces me refugié en el teatro", expresó.

Después de todo nunca fue apadrinada por nadie. Y por ello sigue trabajando a través de giras con sus compañeros Alberto Vázquez y Enrique Guzmán o sola. "En todos lados se gana si tienes un padrino, pero yo no tuve, mi carrera la hice con base en el pulso, de trabajo, por eso ahora trabajo para poder vivir bien", comentó.

En los últimos meses, aseguró, ha "recuperado" a su hija Angélica Vale, vía su nieta. "Ser abuela es lo más maravilloso que puedes tener en la vida, vuelves a tener a tu hija en tus brazos, vuelves a descubrir la niñez, lo que son los niños, la inocencia, la inteligencia, esa carnita suave, ese olor sensacional de bebé y todo eso te da vida", recalcó la primera actriz del cine y la televisión mexicana. "No hay nadie que me pare, soy joven otra vez, y con las ganas de trabajar", finalizó La Novia de México tras el aplauso del público que la acompañó en el homenaje.

<blockquote class="twitter-tweet" lang="es"><p>Quisiera conocer a todos los que me escriben y a los que quieren a mi hija y nieta, se que poco a poco, lo lograré . Muchos besos a toodoos!</p>&mdash; Angelica Maria (@angelicamaria) <a href="https://twitter.com/angelicamaria/statuses/488353331316670464">julio 13, 2014</a></blockquote>

<script async src="//platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>