Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

La senda musical de Pedro, El Pollo de Oro

CRÓNICA

El Pollo interpreta algunos éxitos del Vale y canciones propias para llevar un peso a su casa.

Es miércoles por la mañana y el clima le ha hecho un buen paro a Pedro Félix, porque amaneció nublado y el típico calorón nomás no se siente. Mejor conocido como El Pollo de Oro, este cantante regional urbano se pasea por algunos negocios de la ciudad e interpreta canciones para entretener a la raza y ganarse unas monedas.

"Cuando llueve la gente no sale", dice el Pollo, mientras corre entre la brisa para llegar lo antes posible a una taquería de la Bravo.

Trabajo.

En cuanto se para en el negocio comienza a cantar una de sus composiciones. Mi tesoro sagrado se llama la rolita que le compuso a su esposa y luego sigue con otra de quien El Pollo considera su máximo ídolo, Lobo domesticado, de Valentín Elizalde.

Del fallecido cantante es de quien Pedro sacó su nombre artístico. "Pensé que, como Valentín era el Gallo de Oro, pues yo voy a ser el Pollo de Oro. Me gustaba mucho como cantaba el Vale, de ahí me nació. Hay otro Pollo en Tijuana, pero a mí me nació y me voy a quedar con él", dice muy seguro el compa.

Cuando termina de cantar, los comensales sacan unos pesos y los depositan en el sombrero del Pollo, se le nota que le ha dado carrilla a la prenda, ya no está pareja, pero todavía combina con su saco y pantalón negro, en los que trae impreso su nombre de batalla en letras doradas.

"La gente me ayuda bien, me aporta una moneda para llevar el sustento a la familia. Tengo dos hijos", dice.

Disco.

Pedro también sueña con sacar un disco, ya tiene uno grabado con Los Sinceros de la Sierra, pero él mismo se encargó de hacerle un diseño en la "compu" de su casa.

En la portada aparece su nombre y un ave dorada que asemeja a todo menos a un pollo.

"Me dicen que ese no es un pollo, es un pato o un ganso ¡No!, ¡es un pollo!, les digo yo", y ríe. "Llevé un disco a la radio a ver si me hacía el favor el locutor de pasar el disco. Pero mucha gente me ha dado bajón porque me dicen que cobran".

El agüite se le pasa rápido al "Pollo" quien dice que saca el ánimo para continuar sus sueños de ser cantante.

"La inspiración me la he dado yo. Es mi sueño sacar un disco original, no pido mucho. Quiero sacar el disco para sacar a la familia adelante", comenta.

Éxito.

Finalmente, el día le sigue ayudando a El Pollo y nomás no llueve, pero se mantiene fresco.

El cantante termina de recoger sus ganancias entre las mesas y sale corriendo bajo las nubes grises, se dirige al mercado para seguir trabajando. Se ha marchado para continuar recorriendo su camino musical en la búsqueda de su sueño. Publicar su primer disco y mantener a su familia.