Show

La última voluntad de Flor Silvestre, su amor por Antonio Aguilar perdurará por siempre

Guillermina Jiménez Chabolla, mejor conocida como Flor Silvestre, está más que convencida que Dios le mandó a Antonio Aguilar para que fuera la mujer más feliz del mundo

Por  Francisco Inzunza

Muchos consideran a Flor Silvestre y Antonio Aguilar la pareja ideal.

Muchos consideran a Flor Silvestre y Antonio Aguilar la pareja ideal.

Antonio Aguilar falleció hace ya 13 años, el 19 de junio de 2007 a los 88 años de edad, a consecuencia de complicaciones de una neumonía, la cual fue controlada, pero que le llevó a un cuadro de agotamiento agudo y que afectó su funcionamiento renal y pulmonar. Más de una década hace que "El Charro de México" no está físicamente al lado de su amada Flor Silvestre, pero si lo está en su corazón y cada uno de sus recuerdos.

Flor Silvestre ha comentado en varias ocasiones sentir la presencia de su esposo Antonio Aguilar en su casa en El Soyate, una finca que el cantante le construyó a Guillermina Jiménez Chabolla como símbolo de su amor. En una entrevista con Juan García Lazalde (hace unos años), la matriarca de la Dinastía Aguilar comentó: "él está aquí, aquí está, no se va de conmigo y le digo a Dios nuestro señor que le permita siempre estar aquí, que no se me vaya nunca, porque yo lo siento y siento muchas veces la presencia o un silbido".

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Siempre me silbaba para saber si estaba yo en algún lado, me silbaba y a veces así siento, así lo he sentido y aquí está él conmigo. Yo platico con él de todo lo que esté pasando, está conmigo siempre.

Flor Silvestre y Antonio Aguilar permanecieron juntos por 52 años, de los cuales vivieron 39 años en su hermosa y armoniosa casa en el rancho El Soyate ubicado en Villanueva, Zacatecas. "Era nuestro nido, llegábamos aquí de algún espectáculo, me decía: 'llegamos a tu casa' y yo le decía: no, tu casa, mi casa, nuestra casa'". Asimismo su esposo le decía: "la hice (la casa) poniendo una flor en cada parte para que nadie dude que te la hice a ti".

Flor Silvestre y Antonio Aguilar han sido un gran ejemplo del amor verdadero. Foto: Instagram @_flor_silvestre_

En aquella entrevista Flor Silvestre manifestó que su última voluntad era, cuando Dios se la llevara, ser sepultada junto a su esposo Antonio Aguilar, cuya cripta se encuentra en lo alto de un cerro en El Soyate.

Mi casa, la adoro, me siento feliz, ya no he vuelto a México (la ciudad) y ya no voy a volver, el tiempo que Dios me tenga aquí, aquí lo quiero pasar (en El Soyate) lo que me quede de vida, en el cerrito que está ahí, la cripta donde está mi esposo, ahí voy a estar yo con él, juntitos.

Antes de que Antonio Aguilar le construyera este lugar, Flor Silvestre y su esposo vivían en lo que llamaban La Casa Grande en el poblado Tayahua, estado de Zacatecas, una finca donde también vivían todos los integrantes de la familia Aguilar. "Viví los momentos más felices de mi vida, porque fue el comienzo de nuestro amor".

Flor Silvestre atesora cada recuerdo de su amado Antonio Aguilar. Foto: Instagram @florsilvestrefc

Muchos consideran a Flor Silvestre y Antonio Aguilar la pareja ideal, al respecto, Guillermina Jiménez Chabolla manifestó: "52 años duramos juntos, le doy gracias a Dios de que me mandó un hombre especialmente para mí, considerado, bueno, lindo, conmigo era maravilloso, por eso yo me dediqué enteramente a él, en el espectáculo andábamos para un lado y para el otro, juntos, felices, llevando nuestras canciones mexicanas".

Nunca nos pudimos separar porque no quise separarme, dejé todo, dejé películas, todo, lo único que me quedó fue que seguí grabando discos, pero todo lo demás, presentaciones (lo dejé), por que él era mi todo, Dios me lo mandó para mi felicidad y eso es lo que estoy ahorita disfrutando, todos esos recuerdos, cada momento de mi vida estoy recordando, todo eso tan bonito.

También te puede interesar:

Flor Susana Aguilar, la hermosa nieta de Flor Silvestre que no todos conocen

Así apagó Flor Silvestre las velas de su pastel de cumpleaños número 90, como la gran diva que es

Las historias de Flor Silvestre, sus amores y los celos de Antonio Aguilar

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo