Selecciona tu región
Show

Las palabras de Marcela Rubiales, hija de Flor Silvestre, al responsable de la muerte de su vástago

Por Francisco Inzunza

-

Pueden pasar años y años, pero el dolor por la muerte de un hijo siempre será el mismo; el recuerdo es bello, pero muy doloroso a la vez. Marcela Rubiales, conocida como "La rubia sexy de la canción ranchera", hace ya varios años tuvo un fuerte golpe de la vida: ¡el fallecimiento de su única hija, Marcela Fernanda Bárbara Fuentes Rubiales!

Marcela Rubiales es hija del fallecido conductor de televisión y locutor Paco Malgesto, así como de la cantante y actriz de la época de oro del cine mexicano Guillermina Jiménez Chabolla, quien fuera conocida como Flor Silvestre.

La familia de Flor Silvestre vivió este doloroso momento ante la muerte de Marcela Fernanda de 19 años de edad, el 28 de febrero de 2004. La única hija de Marcela Rubiales falleció en un trágico accidente automovilístico; la joven iba en compañía de su novio Julio López y de otra persona; los hechos ocurrieron en Amecameca de Juárez, Estado de México.

Leer más: De diva a diva, así fue el momento incómodo de Flor Silvestre con María Félix en "La Cucaracha"

El único sobreviviente fue Julio López, quien aparentemente habría tenido la culpa de este percance vehicular que le cobró la vida a la nieta de Paco Malgesto y Flor Silvestre (matriarca de la Dinastía Aguilar).

Al poco tiempo de la muerte de su hija, Marcela Rubiales (hermana del cantante Pepe Aguilar), se reunió con Julio López. De acuerdo con el portal La Crónica, la hija de Flor Silvestre, pensaba que lo odiaría por lo ocurrido, sin embargo, lo perdonó de corazón.

Fue muy difícil recordar, fui egoísta y pregunté: '¿por qué no se salvó mi hija?'

Marcela Rubiales contó que cuando iba rumbo a Amecameca de Juárez para unos trámites tras todo lo ocurrido, "imaginé que al verlo tal vez lo odiaría, porque él manejaba el coche, no fue así".

Cuando Marcela Rubiales vio a quien fuera novio de su hija Marcela Fernanda, sintió mucha lástima que a su joven edad, llevara en su consciencia dos muertes. "Lloramos, nos abrazamos, lo perdoné de corazón y le pedí que nunca olvidara a mi hija".

Asimismo le dio un valioso consejo a Julio López: "le pedí que fuera feliz y que hiciera algo importante con su vida, porque por y para algo se quedó aquí".

En su cuenta de Instagram Marcela Rubiales ha compartido fotografías de algunos de los hermosos momentos que vivió junto a su única hija Marcela Fernanda. "Fuimos muy felices, siempre juntas, siempre tan madura tan comprensiva, tal vez por eso Diosito se la llevó hace 17 años, hágase tu voluntad", expresó en una de sus emotivas publicaciones.

Síguenos en