Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Luis Couturier, de dibujante a primer actor de televisión

TELEVISIÓN

La experiencia del primer actor Luis Couturier se sostiene con más de 50 años de experiencia en el medio artístico. Actualmente, Couturier interpreta el papel de Nazario, en la telenovela El color de la pasión, producida por Roberto Gómez Fernández y escrita por Cuahutémoc Blanco. En entrevista con EL DEBATE conversó sobre la experiencia que ha tenido al desarrollarse con nuevos talentos, y también sobre sus inicios como cartonista político y actor de teatro.

Inicio.

El histrión comenzó a finales de la década de los 50 creando las portadas de publicaciones como Presagio y Revista de América. Posteriormente combinó esta actividad con el teatro y la televisión, la cual no parecía un medio prometedor al actor.

"Empecé alrededor de 1957 haciendo teatro universitario con obras como Esperando al zurdo, de Clifford Odets, prácticamente empezaba la televisión, yo no tenía mucha fe en que fuera un medio muy eficaz, porque nadie tenía aparatos de televisión, obviamente. La televisión duraba de 2 de la tarde a 5 y la gente se paraba a verla en los aparadores como una curiosidad, pero nada más".

Couturier abandonó su actividad como cartonista al recibir amenazas por parte de un líder sindical y se dedicó cien por ciento a la televisión y los escenarios.

"Recibimos ciertas amenazas y decidí dejarlo. Ahora ya se puede decir lo que sea, en aquella época se resentían mucho, y un líder sindical me mandó una amenaza de que iba a secuestrar a los hijos. Decidí mejor no seguir", recordó.

Mamá Campanita.

Después de varios papeles pequeños en televisión, Luis considera que su debut formal fue en el melodrama Mamá Campanita, de 1978, con Silvia Derbez.

A partir de ahí se volvió una figura recurrente en la pantalla chica con participaciones en populares producciones como La casa al final de la calle, Alcanzar una estrella II, El premio mayor, Soñadoras, Amor real y Alguna vez tendremos alas, entre muchas otras.

El color de la pasión.

En esta ocasión, el actor se refiere al personaje de Nazario como un hombre noble que cumple con una participación importante en la novela.

"Nazario es un personaje muy bonito, un hombre muy noble que trabaja en la fábrica de Talavera y que es casi un padre para el personaje de René Strickler. Está casado con Trini, que es interpretada por Patricia Reyes Espíndola, ahí surgen una serie de conflictos emocionantes que son los que han llevado adelante los capítulos, está muy bien llevada la novela", apuntó.

Luis confesó que el hecho de que la producción cuente con caras relativamente nuevas en los papeles protagónicos (Esmeralda Pimentel y Érick Elías), le causó dudas en su persona, pero rápidamente el gusto del público le convenció que el talento se impondría ante cualquier situación.

"Yo al principio tuve un poquito (de dudas), pero gracias a las actuaciones extraordinarias, la gente se enganchó. Son muy buenos actores, se han sabido superar con la frescura de la interpretación", confesó.

Proyectos.

También comentó que no trabaja en proyectos alternos a la novela, pues prefiere concentrarse en este hasta el mes de septiembre, cuando finalice las grabaciones.

El dibujo aún sigue formando parte de la carrera de Couturier, aunque como pasatiempo al colaborar para la revista de la ANDA, La voz del actor. "Ahí desahogo la inquietud de interpretar las caricaturas que para mí siempre ha sido una diversión muy grande", dijo.

Finalmente, el primer actor envío una invitación a los lectores de EL DEBATE a que vean El color de la pasión y agradeció el interés hacía su trabajo.