Selecciona tu región
Show

"Muy sentimental, guapetona", los halagos que recibía Flor Silvestre de su esposo Antonio Aguilar

Por Francisco Inzunza

-

Antonio Aguilar y Flor Silvestre, grandes leyendas de la música ranchera y de la época de oro del cine mexicano, estuvieron junto por casi 50 años. Solo la muerte pudo separarlos y posteriormente está misma, los volvió a reunir. El amor que los cantantes se profesaban era maravilloso, no por nada son considerados como todo un símbolo del amor verdadero.

El Patriarca de la Dinastía Aguilar llenaba de halagos a su esposa Guillermina Jiménez Chabolla, mejor conocida como Flor Silvestre, en todo momento. En una entrevista que tuvieron que Raúl Velasco para el programa "Siempre en domingo", el papá de Pepe Aguilar dijo sobre su amada Flor:

Es preciosa, muy linda, muy sentimental, muy romántica, muy limpia, muy humana, tiene todas las cualidades, tanto las tiene que me enamoré perdidamente de ella.

Cuando se llevó a cabo aquella entrevista con Raúl Velasco, el llamado "Charro de México" resaltó que seguía enamorado después de 36 años de casados: "¿qué le parece? Una cosa muy hermosa".

Al escuchar tan hermosas palabras de su esposo, Flor Silvestre comentó que Antonio Aguilar la enamoró por "su gran calidad humana, es un hombre maravilloso, es un hombre que a través de todos estos años, he aprendido a valorar lo que es, primero como hijo, como hermano, como esposo, como padre, ha sido maravilloso".

Antonio Aguilar y Flor Silvestres, fueron amoroso esposos, padres y abuelos. Foto: Instagram @susana_aguilar

Flor Silvestre, la "Reina de la canción mexicana", señaló que pareciera que estaban "echando flores uno al otro", pero era la verdad: "lo amo, lo adoro por lo humano que es, lo generoso que es con su gente, con la gente que colabora con él, no dice que son mis empleados, sino mis colaboradores, he aprendido a quererlo tal cual es, por eso estamos aquí después de 36 años".

Don Antonio Aguilar, posteriormente, volteó a ver a su esposa para decirle: "y además porque, guapetona también, no se te olvide, Nos amamos, el amor lo vence todo".

Flor Silvestre y Antonio Aguilar se conocieron en 1950, cuando ella ya era una reconocida intérprete de la música ranchera y él, apenas comenzaba su carrera artística. Unos años después el destino lo junto en la película "La huella el chacal" y no fue hasta 1957 cuando se enamoraron, tras protagonizar la película "El Rayo de Sinaloa: La venganza de Heraclio Bernal".

La boda civil de Antonio Aguilar y Flor Silvestre se llevó a cabo el 29 de octubre de 1959; fruto de su amor tuvieron a sus hijos Antonio Jr. y Pepe Aguilar. Cabe recordar que la cantante tuvo dos matrimonios antes de conocer a Toni (como le decía de cariño).

En su primer matrimonio con Andrés Nieto, Flor Silvestre tuvo a su hija Dalia Inés Nieto Jiménez; de su segundo matrimonio con el conductor de televisión y locutor Paco Malgesto, tuvo a sus hijos Francisco y Marcela Rubiales.

El cantante Antonio Aguilar, abuelo de Ángela Aguilar, murió a los 88 años de edad el 19 de junio de 2007, por unos problemas de salud a causa de una neumonía. 13 años después, su esposa Flor Silvestre falleció el 25 de noviembre de 2020 a los 90 años de edad, por un deterioro en su salud, derivada de un cuadro de tifoidea.

Cumpliendo su última voluntad fue sepultada junto a su gran amor. La tumba de Flor Silvestre y Antonio Aguilar está en lo alto del Cerro San Cayetano, ubicado dentro del Rancho El Soyate, en el poblado de Tayahua, municipio de Villanueva, estado de Zacatecas, México.

Leer más: "El Emperador", el hermoso caballo que Antonio Aguilar y Flor Silvestre no pudieron comprar (VIDEO)

Síguenos en