Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Niurka Marcos, mujer sin límites

DESNUDO

El Universal. A Niurka Marcos poco le importa su edad. A sus 46 años decidió mostrarse al natural como una forma de demostrarle a la mujer que en cualquier momento de la vida se puede ser libre.

De visita en esta casa editorial, la cubana, quien promueve su segunda portada para la revista Playboy México, aseguró que está en una etapa de madurez en la que se siente más fémina, más firme tanto en su vida personal como en la profesional.

"No soy una mujer que tenga una boutique o que venda zapatos, yo vendo una imagen y soy una artista histriónica que se prepara todos los días", comentó la actriz, bailarina y cantante con un tono de voz fuerte y mirada penetrante.

"Me fascina ir en contra del tráfico, por eso decidí, en este momento de madurez, mostrarme nuevamente desnuda en una playa, sin retoques ni estudios fotográficos, que sirve de mensaje de autoestima alto hacia la mujer. Es decirles '¡sí se puede!', hay mucho positivismo de fondo y de lindos contrastes", agregó una Niurka bronceada y de largas uñas con las que no deja de jugar.

Con dos grandes tatuajes sobre su piel, uno en la espalda con la historia de sus tres hijos y de la familia que formó, y otro más que parece salir de su zona vaginal y que forma un gran alcatraz, la modelo dijo ser una persona realista, más que una llena de misticismo.

"Me considero muy viva, una mujer real y auténtica. Aunque la autenticidad a algunos les estorbe, tú sabes, vivimos en sociedades que están llenas de doble moral, algo que a mí no me preocupa porque yo soy libre.

"La vida te da aderezos infinitos para elegirlos o no... Soy de las personas que piensan que no hay cosas prohibidas, si las hizo la naturaleza no lo están, las cosas prohibidas si se dan es porque el mismo hombre así lo dispone y yo creo en la ley de la existencia, no en la ley del hombre", expresó.

Niurka se sabe polémica, pero asegura que ella no la genera, sólo es una reacción para poner en su lugar a la gente que trata de subestimarla.

"Pongo en su lugar a los ojetes que quieren joderme", aclara con un tono de voz más alto y agrega: "Yo reacciono abrupta, vulgar y hasta desubicada pero siempre de forma consciente, sé lo estoy haciendo y lo hago con premeditación, alevosía y ventaja porque ante la maldad, no hay ni clase, ni categoría, ni niveles sociales", finalizó la vedette.