Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Pedro Infante dejó huella en el país

Aniversario. A 58 años de su fallecimiento, el ‘Ídolo de México’ marcó con su legado a la nación entera

Pedro Infante

La presencia del actor y cantante Pedro Infante, a más de cinco décadas de su muerte, continúa vigente en la psique de los mexicanos. El ícono cinematográfico dejó en todo el país huellas de su presencia que, junto a su inolvidable legado musical, reviven a través de los recuerdos de quienes pudieron verlo de cerca. Echa un vistazo a los vestigios artísticos del gran “Ídolo de México”.

Coahuila. Una visita del sinaloense a Saltillo se documentó en abril de 1955, al parecer fue un evento a beneficio de la Cruz Roja Mexicana. Infante vestía como patrullero e hizo una entrada triunfal en una motocicleta como la  que usó cuando filmó A toda máquina. También hay un pequeño monumento dedicado al cantante en el Parque Fundadores de Torreón.

 

Baja California. El escritor mexicano Gabriel Trujillo Muñoz cita en su libro Baja California: Ritos y mitos cinematográficos, la primera visita de Pedro a Mexicali, a finales de los años 40, donde ofreció dos presentaciones en diferentes cines del estado.

Sonora. Existen dos presentaciones de Infante documentadas en Sonora, en el puerto de Huatabampo. En 1945 y en 1953, cuando fue contratado especialmente para un concierto en el quinto aniversario del Casino Social.

 

Chihuahua. Jesusita en Chihuahua fue una polka de la época de la revolución que fue interpretada incluso en inglés. En 1942, René Cardona dirigió la película del mismo nombre, la cual fue protagonizada por Pedro y Susana Guízar. La composición fue el tema musical del filme.

 

 

Sinaloa. La cuna del “Ídolo del Pueblo”, infante nació en Mazatlán en noviembre de 1917. Cursó la primaria en Guamúchil y desarrollo diferentes oficios (entre ellos carpintero, músico y cantante) en Guasave y Culiacán. Un museo en el puerto se inauguró en la casa donde nació, así como una estatua sirve de recuerdo en Guamúchil. En Guasave tuvo su primer accidente aéreo, al estrellarse contra un cultivo de maíz. Presuntamente, de ese accidente le quedó una cicatriz a la altura de la barbilla.

 

La presencia del actor y cantante Pedro Infante, a más de cinco décadas de su muerte, continúa vigente en la psique de los mexicanos. El ícono cinematográfico dejó en todo el país huellas de su presencia que, junto a su inolvidable legado musical, reviven a través de los recuerdos de quienes pudieron verlo de cerca. Echa un vistazo a los vestigios artísticos del gran “Ídolo de México”.

Durango. Uno de los mitos más curiosos sobre la vida de Infante tiene su origen aquí. El cantante Antonio Pedro, quien nació en Lerdo, Durango, fomentó, a partir de la década del ochenta, la leyenda de que Infante no había muerto en aquel accidente de 1957 y se había retirado del ámbito artístico. Antonio tenía un peculiar parecido con Infante y durante las entrevistas nunca confirmó que era Pedro. Falleció en Junio de 2013.

 

Nayarit. Algunas versiones afirman que la madre del cantante, Refugio Cruz Aranda, era originaria de Acaponeta, aunque otros datos detallan que era originaria de El Rosario, Sinaloa. Nació el 4 de julio de 1893.

 

Colima.Este estado alberga un polémico rumor en torno al cantante. Supuestamente un actor, de nombre Jesús Gallardo Murguía, conocido como “María de Jesús”, sostuvo una relación amorosa con Infante. Alfredo Montaño, escritor, escribió un libro en 2013 que funciona como crónica-reportaje, surgido de su interés de saber “qué pasó con ese amigo de Pedro que en los años 50 y principios de los 60 era muy conocido por la población y ahora sólo recuerdan personas de mayor edad”.  La leyenda cuenta que Pedro

Infante y “María de Jesús” fueron amantes y que incluso él le regaló un Cadillac con el que se paseaba por Colima.

 

Jalisco. El estado de Jalisco rememora aquella producción titulada El Ametralladora protagonizada por Infante, la cual fue la segunda versión del filme Jalisco, no te rajes, que en su momento estelarizara Jorge Negrete. También fue el lugar donde falleciera, en 2014, la actriz mexicana María Eugenia Llamas, conocida por su papel de ‘La Tucita’ en películas de Pedro. La familia del cantante lanzó hace algunos años un tequila conmemorativo con la imagen del ícono sinaloense.

Michoacán. El segundo accidente aéreo del actor sucedió cerca de Zitácuaro, en 1949, razón por la que tuvo que implantársele una placa de platino en parte del cráneo. La bailarina y actriz Lupita Torrentera, madre de tres hijos del actor, lo acompañaba. Entrevistado por Mariano Cázares, Infante relató el suceso documentado en el libro Pedro Infante: El máximo ídolo de México, de 1992. La actriz Sonia Infante, hija de Ángel Infante y sobrina de Pedro, nació en Morelia en 1944.

 

 

Guanajuato. La canción Despacito, de la autoría del legendario compositor guanajuatense José Alfredo Jiménez, presuntamente fue encargo del propio Infante, quien quería una canción para Irma Dorantes, su última esposa, a quien él le gustaba llamar “Ratoncito”. A solicitud del propio Pedro, Jiménez compuso la canción que decía “Ratoncito, mi ratoncito...”. Al grabarla, la letra cambió a “Despacito, muy despacito se fue metiendo en mi corazón”.

 

 

Nuevo León. Infante ayudó al ascenso de otra figura del cine y la comedia mexicana, Eulalio González “Piporro”, quien al integrarse a la radionovela Ahí viene Martín Corona adoptó el nombre del personaje. Fue Pedro quien presentó al “Piporro” a todo el elenco de la serie radiofónica en el Teatro Lírico, para que la gente lo conociera tal y como era. Luego de esa temporada vinieron las presentaciones en otros teatros de revista y posteriores actuaciones en el cine.  Monterrey también figuró en algunas películas y canciones.

 

Querétaro. Los restos de Pedro Infante Jr., hijo del cantante y Lupita Torrentera, descansan en Amealco, Querétaro, por ser un lugar que siempre le gustó al actor. Falleció en 2009.

Guerrero. En 1955, Silvia Pinal y Pedro Infante protagonizaron la película El inocente. La actriz resaltó en una entrevista la personalidad juguetona e irreverente del sinaloense.  “¡Qué inocente ni qué nada, era un travieso! No se me olvida que cuando estábamos en locación mientras rodábamos la película en Acapulco, él se comió los tamalitos típicos de pescado que me llevaban y que estaban riquísimos, aún los hacen, son pequeñitos”, platicó.

 

 

Puebla. A 226 kilómetros de la ciudad de Puebla se encuentra Tenango de las Flores. Gracias a su gran belleza natural, fue el marco perfecto para que en 1956 Ismael Rodríguez eligiera este lugar como locación para filmar la película Tizoc; amor indio (1956) protagonizada por Pedro Infante y María Félix. Con la cinta, el actor ganó un Oso de Oro en el VII Festival de Berlín, además de cinco Arieles. En un árbol se puede ver una placa que dice: “Tizoc: amor indio”.

México. Infante forjó su carrera artística en la capital del país. Dejó como legado aproximadamente 60 películas y más de 300 canciones. La tumba del actor se encuentra en el Panteón Jardín, de la Ciudad de México.

El museo de cera de la ciudad también dedica gran parte de su sección al también conocido como “Ídolo de Guamúchil”.

Yucatán. Este fue el lugar del fallecimiento de Infante el 15 de abril de 1957. Hay un busto en su honor en el sitio de su fallecimiento, donde también se encontraba un fragmento de la hélice de su avión. La aeronave se desplomó entre las 7:30 y las 8:00 horas en el cruce de las calles 54 sur y 87, de Mérida. En el percance murieron dos víctimas más que estaban en tierra. Transformada en hotel desde hace más de 50 años, la casa en la que habitó el cantante es punto de referencia obligada en la memoria de los habitantes.

 

Veracruz. La actriz Blanca Esthela Pavón, compañera de Infante en los filmes más importantes de su carrera como Ustedes los ricos, Nosotros los pobres y Los tres huastecos, nació en Minatitlán, en 1926. La veracruzana murió también trágicamente en un accidente aéreo en Puebla, en febrero de 1949.

 

Quintana Roo. En Cozumel, el ídolo pasó su luna de miel con Irma Dorantes. Intentó invertir en Tulum, se le recuerda por sus visitas generadas por el interés de compra-venta en el sitio de la hoy Riviera Maya y se dice que paseaba en bicicleta en Carrillo Puerto. También quiso comprar una hacienda en Santa Elena, muy cerca de la frontera de México y Belice.

 

 

Campeche. Lupita Infante, hija del actor, inauguró en 2012 un museo dedicado a la trayectoria de su padre. Objetos personales, como discos, películas, atuendos de sus diferentes filmes y premios como el Oso de Plata, descansan seguramente en el recinto a la espera de miles de visitantes, quienes cada año acuden a admirar los objetos. La razón para un museo en Isla Arena es que el lugar fue un destino de ocio y reposo para el también cantante.

 

Morelos. El sinaloense filmó en Ocotepec, en 1945, la película Cuando lloran los valientes, con Blanca Estela Pavón como compañera. El punto de reunión de Ismael Rodríguez, director de la cinta, fue el atrio de la parroquia del Divino Salvador, edificio construido a fines del siglo 17 y principios del 18.

Oaxaca. Pedro Infante fue uno de tantos intérpretes que han dado vida al himno de Oaxaca titulado Dios nunca muere. También existe la leyenda de que Pedro Infante Jr. encontró a su padre, después del accidente en la sierra de Oaxaca, retirado de la vida artística. La historia inspiró la cinta Pedro Infante ¿Vive? de 1991.