Show

Pepillo Origel recuerda con horror cuando lo encañonaron

El periodista Pepillo Origel recuerda con horror aquel día en que lo amordazaron y encañonaron para robarlo en CDMX

Por  Jorge Rodarte

El periodista Pepillo Origel recuerda con horror cuando lo encañonaron para robarle.(Instagram)

El periodista Pepillo Origel recuerda con horror cuando lo encañonaron para robarle. | Instagram

El periodista Pepillo Origel, conductor del programa de televisión "Intrusos", recuerda con horror aquel día en que lo amordazaron y encañonaron para robarlo. Narra cómo hace diez años vivió un horrible momento en su propia casa.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Comenzamos @intrusosof

Una publicación compartida de Juan Jose Origel (@juanjoseorigel) el

 

Pepillo Origel fue víctima de la delincuencia en México hace diez años, junto con sus sobrinas. Tal hecho lo dejó marcado de por vida, y nunca antes había hablado del tema ante las cámaras, hasta ahora, en su propio programa "Intrusos".

Pasé algo terrible que no me gusta platicarlo. Conmigo llegaron unos delincuentes, se metieron a la casa, me amordazaron y encañonaron a mí y a las muchachas que trabajaban conmigo."

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Muchas gracias por acompañarnos una semana más aquí en #INtrusos ☺️��

Una publicación compartida de Intrusos (@intrusosof) el

 

A Origel lo engañaron los tipos para que les abriera la puerta. Le dijeron que le llevaban algo de parte de la actriz Sylvia Pasquel, quien es su amiga, se relata en el portal de noticias de Grupo Fórmula.

Y de un momento para otro ya estaban adentro tres tipos con pistola. A mis sobrinas también las amarraron de la boca y manos con mis corbatas. Temí que les hicieran daño."

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hoy a las diez no te pierdas @conpermisotv

Una publicación compartida de Juan Jose Origel (@juanjoseorigel) el

Me tenían encañonado diciéndome que les diera todo. Lo que me hicieran ya no me importaba, me preocupaban mis sobrinas y las muchachas del servicio. Les di hasta lo último que tenía”, narra Juan José al borde del llanto.

Origel dice que mientras viva dificilmente quitará de su mente esos momentos de horror que vivió en ese día que no se lo desea a nadie.