Show

¿Por que Sean Connery dejó de interpretar al agente secreto James Bond?

Su nombre era Bond, James Bond. Sean Connery fue elegido por su porte de hombre apuesto, siniestro y cruel, ideal para las historias de Ian Fleming

Por  Francisco Inzunza

Hasta el momento no se han dado a conocer las causas de la muerte de Sean Connery.

Hasta el momento no se han dado a conocer las causas de la muerte de Sean Connery.

La industria cinematográfica está de luto ante la muerte del actor escocés Sean Connery, quien alcanzó el estrellato internacional al interpretar al icónico e intrépido agente secreto James Bond. El actor falleció a los 90 años de edad; hasta el momento no se han dado a conocer las causas de su muerte. La casa productora de James Bond, EON Productions, confirmó el deceso. Los productores Michael G. Wilson y Barbara Broccoli manifestaron que estaban "destrozados por la noticia".

Él fue y siempre será recordado como el James Bond original cuya incursión indeleble en la historia del cine comenzó cuando anunció esas palabras inolvidables: 'mi nombre es Bond, James Bond'.

A lo largo de su trayectoria actoral Sean Connery interpretó a diversos personajes como "Robin Hood" en la película "Robin y Marian", "Rey Arturo" en "El primer caballero" o "Paul" en "Jugando con el corazón". Sin embargo, su personaje más emblemático fue James Bond. Fue en 1962 cuando fue elegido para dar vida a dicho personaje, un agente del servicio secreto británico creado por Ian Fleming y protagonista de varias de sus novelas.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

En la primera película en la que Sean Connery apareció como James Bond, fue en "Dr. No" de 1962, donde estuvo acompañado por la actriz Ursula Andress. Esta cinta se convertiría en la primera de la serie de películas del agente secreto. ¿De que se trató "Dr. No"? James Bond es enviado a Jamaica para investigar la desaparición de otro agente británico. El rastro lo lleva a la base subterránea del Dr. Julius No, quien está conspirando para interrumpir un lanzamiento espacial tripulado norteamericano temprano desde Cabo Cañaveral con un arma de ondas de radio.

El éxito de las películas de James Bond fue tal que se hicieron varias secuelas en las que también participó Sean Connery:

  • From Russia with Love (1963).
  • Goldfinger (1964).
  • Operación Trueno (1965).
  • Solo se vive dos veces (1967).

Sean Connery no quería ser solo James Bond

Antes de la llegada de la década de los 70's, Sean Connery estaba cansado de su personaje de James Bond y decidido a no encasillarse, cediendo su lugar al actor australiano George Lazenby, quien interpretó al agente secreto en solamente una película, "On her Majesty's secret service" en 1969. Su desempeño no fue del agrado del público y de la crítica especializada y ante esto, Sean regresó a regañadientes para protagonizar "Diamonds are forever" en 1971.

Después de esta película Sean Connery abandonó definitivamente el papel de James Bond, siendo sustituido por el actor británico Roger Moore. Aunque el estigma del agente secreto siguió durante mucho tiempo a Sean, trabajó arduamente para desencasillarse e interpretó a personajes completamente diferentes con gran éxito, pudiendo ya a mediados de los noventa ser reconocido como un actor muy versátil.

Sean Connery interpretó de nuevo y por última vez a James Bond en la película no oficial "Nunca digas nunca jamás", que se estrenó en 1983; fue producida por Warner Bros. en vez de Eon Productions (que había producido la mayoría de las películas de Bond).

Cabe mencionar que Sean Connery no era la primera opción para aquella película "Dr. No". Los productores Albert R. Broccoli y Harry Saltzman habían recurrido al actor birtánico Cary Grant, pero decidieron que querían un actor que pudiera comprometerse con una serie. Los productores también se dieron cuenta de que no podrían pagar a una gran estrella porque el estudio United Artists, había limitado su presupuesto a un millón de dólares por película, así que comenzaron a entrevistar a intérpretes británicos menos conocidos.

Entre ellos estaba Sean Connery, con sus 1,88 metros de estatura. Sin una prueba de cámara, Albert R. Broccoli y Harry Saltzman eligieron al actor citando su porte de "hombre apuesto, siniestro y cruel", una combinación perfecta para el modo en que Ian Fleming describía a James Bond.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo