Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Sol, arena, mar y mucho humor desde la costa

ENTREVISTA

Horas antes de su presentación en el Palenque de Culiacán, el comediante Javier Carranza concedió una entrevista a EL DEBATE, en un conocido hotel de la ciudad.

Mejor conocido como "El Costeño", Carranza habla despegado de su faceta humorística, es un hombre serio, amable, se ve cansado, pero con mucho qué decir. Su langosta e iguana de peluche, compañeras inseparables del personaje, descansan encerradas en una maleta.

También llama la atención el estuche duro colocado en una mesa de la sala del cuarto, sin duda es su característico sombrero. "Lo traigo ahí porque, como es de palma, se quiebra más rápido que cualquiera. Es una bronca conseguirlos porque tengo que ir hasta Oaxaca y voy muy poquito", el comentario contrasta con el aspecto despreocupado del objeto en cada espectáculo.

Inicios.

Javier se sienta en el comedor de la habitación, enciende un cigarro y corrige la versión sobre los inicios de su personaje con el que lleva 17 años divirtiendo a la gente. "Manuel Rodríguez Ajenjo me encontró en Acapulco por recomendación de Luis de Alba, yo hacía un 'indito' y él me sugirió: '¿Por qué no mejor haces un lanchero? eres de aquí y tú lo conoces bien, vas a tener más chance de explotar la riqueza y el folclor', luego aclara "Quien le dio vida y forma fui yo".

"La intención era hacer un peladito, para que la gente lo cobijara más rápido. Y eso fue lo que hicimos al principio, un vendedor ambulante que promovía Acapulco, pero "El Costeño" no podía ser promotor del ambulantaje y tuvimos que quitarle ese adorno al personaje", recordó.

Evolución.

"El Costeño" ha sufrido cambios a través de los años y Carranza ahora lo define de una manera más madura. "Es un incansable promotor de su tierra, pero lo quieren mucho en lugares donde tienen playa, ha trascendido de Acapulco aunque él sigue haciendo referencia a su país exaltando la idiosincracia de su gente. La comedia de "El Costeño" ya hizo un giro y es un crítico social, más analítico, más cáustico, la comedia sirve para decir muchas cosas. Yo la ocupo para decir lo que pienso sobre la educación, el amor, las condiciones humanas. Procuro hablar sobre mi punto de vista", comenta.

Carranza no manifiesta inquietud por crear más personajes, el suyo es suficiente por el momento y se muestra crítico al referirse a sus colegas. "Conozco muchos comediantes que hacen cuatro o cinco personajes, pero realmente les sale bien uno o dos. No tengo hambre de hacer más personajes. Hay quienes han vivido con solo uno como la India María y Cantinflas, a ese punto a mí me gustaría llegar".

""El Costeño" tiene mucho que dar, la comedia tiene una virtud, que es muy longeva, puedes tener la edad del "Loco" Valdez o Sergio Corona, pero mientras hables de temas acordes a tu edad, no hay problema".