Selecciona tu región
Show

"Y llegaste tú", el himno del amor de Flor Silvestre y Antonio Aguilar, la canción que reflejaba su historia

Por Francisco Inzunza

-

La cantante y actriz Guillermina Jiménez Chabolla, no solo era conocida como Flor Silvestre, sino también como "La Sentimental", "La voz que acaricia", "Alma de la canción ranchera y "Reina de la canción mexicana". Con su hermosa voz inmortalizó canciones como "Cielo rojo", "Mi destino fue quererte", "La basurita", "El mar y la esperanza" y muchas más. 

Pero fue una canción en particular (que interpretó en repetidas ocasiones) la que terminó convirtiéndose en el himno de amor de Flor Silvestre y Antonio Aguilar. Se trata de "Y llegaste tú", que según la fallecida matriarca de la Dinastía Aguilar, era un reflejo de todo lo que hicieron en los casi 50 años que estuvieron juntos.

"Antes de conocerte todo era triste sin ilusión, eran mis noches frías y un gran vacío es el que llenaba mi corazón", dice una parte de esta canción. "Pero cuando llegaste de mí arrancaste, tanto dolor, me motivaste a amarte, con tu cariño y con tu ternura mi vida cambió".

En el documental "Mi destino fue quererte", Flor Silvestre habló de su amor por Antonio Aguilar; ese profundo y hermoso sentimiento que sentía por "El Charro de México", lo veía reflejado en la canción "Y llegaste tú".

"La canción me gusta mucho porque parece lo que hicimos nosotros, llegaste tú (Antonio Aguilar) trayendo un sueño lleno de ilusión, así llegó él, a hacer el espectáculo, andar de gira, hacer mi casa (en el Rancho El Soyate), todo el tiempo ocupado en cosas para los dos", manifestó en aquel documental Guillermina Jiménez Chabolla.

Flor Silvestre le cantaba al amor de su vida, Antonio Aguilar: "y llegaste tú, como primavera en el frío invierno a mi corazón, y llegaste tú, entrando en mi alma como dulce nota de una tierna canción, y llegaste tú, trayendo contigo todo un dulce sueño lleno de ilusión, desde que tú llegaste me enamoraste con puro amor y hoy quiero confesarte que es solo tuyo, que solo tuyo es mi corazón".

Además de ser considerados unos de los artistas más icónicos de la música ranchera, Antonio Aguilar y Flor Silvestre también fueron de los grandes actores de la época de oro del cine mexicano.

Antonio Aguilar murió a sus 88 años de edad el 19 de junio de 2007 a consecuencia de una neumonía que aunque le fue controlada, le provocó un cuadro de agotamiento agudo, afectando su funcionamiento renal y pulmonar. Casi 13 años después, Flor Silvestre falleció a sus 90 años de edad, el 25 de noviembre de 2020 por unos problemas de salud derivados de un cuadro de tifoidea.

La tumba de Flor Silvestre y Antonio Aguilar está en lo alto del Cerro San Cayetano, ubicado dentro del Rancho El Soyate, cerca del poblado Tayahua, municipio de Villanueva, estado de Zacatecas, México.

Leer más: Un ángel une los santos sepulcros de Flor Silvestre y Antonio Aguilar; así luce la tumba hoy en día

Síguenos en