Show

A lo que renunció Gabriel Soto cuando se separó de Geraldine

Durante una entrevista el actor señaló los difíciles momentos que ha pasado luego de su separación

Por: El Debate

Gabriel Soto y Geraldine Bazán. AP

Gabriel Soto y Geraldine Bazán. AP

Cuando Gabriel Soto y Geraldine Bazán deicidieron separarse por una supuesta infidelidad de Soto, y que Irina Baeva fuera señalada como la tercera en discordia, la pareja tuvo que hacer unos cambios en sus vidas como decidir quién se marcharía de la casa, y que harían con los bienes que tenían.

Al final, el galán de novelas decidió ser él quien saldría de la casa y dejar las comodidades de un lado para “empezar” de nuevo.

 “Todo el mundo ve del lado de la mujer. Yo en este caso creo que por mi moral, el lado que yo quiero ver bueno mío, pues yo me salí de la casa. Les dejé la casa, el coche, las nanas, yo no iba a cambiarles el modo de vida a mis hijas por un problema de los papas”, señaló durante la entrevista.

Durante una entrevista a People en Español, el actor indicó que decidió ser él el que saliera de su casa por el bien de sus hijas.

“El hecho de salir de casa, no tener tus cosas, no tener tus comodidades, buscar departamentos, estar al principio del proceso en hoteles y después encontrar un departamento no es nada sencillo”, dijo Soto.

Gabriel indicó que fue proceso difícil tanto en lo emocional como el hecho de adaptarse  a su nueva vida.

“Son muchas cosas que evidentemente como hombre y mucha gente no lo ve, sí batallas. Todo el servicio de las nanas y del apoyo doméstico que son parte de la familia, son gente que está dedicados a la educación de nuestras hijas. La postura del hombre, (de) no tener el servicio, desde dónde lavar la ropa, de hacerte de comer (es difícil). Obviamente te lo digo por el trabajo, hasta hace un par de semanas terminé la novela y pues digo sé lavar, sé cocinar, planchar, pero no es lo mismo cuando tienes servicio y cuando tienes la ayuda, a cuando lo tienes que hacer tú solo, no tienes tiempo de hacerlo, estás grabando a las 8 de la mañana a 12 de la noche y cuando llegas a casa lo menos que quieres hacer es hacerte de cenar”, indicó.

El actor dijo que no ver a diario a sus hijas Elissa y Miranda, como antes lo hacía, ha sido difícil.

 “La parte emocional ha sido difícil, extraño mucho a mis hijas el verlas todos los días, pero el tiempo de calidad que les doy y es el adaptarnos a lo que está pasando. Afortunadamente estamos muy cerca, vivimos en la misma zona, no es ni el primero ni el último matrimonio que pasa por esto y, finalmente, como bien lo dices con respeto y con esta manera civilizada de llevar las cosas, la vida continúa”, concluyó Soto.

En esta nota:
  • Geraldine Bazán
  • Gabriel Soto