Sinaloa

Afirman que derechos laborales en el Pediátrico están a salvo

El director del Hospital asegura que la estabilidad laboral y el abasto de medicamentos están garantizados; Cambio de adscripción no debe afectar los derechos del personal, afirman especialistas en derecho laboral

Por: Francisco Castro

Afirman que derechos laborales en el Pediátrico están a salvo

Afirman que derechos laborales en el Pediátrico están a salvo

Sinaloa.- Los trabajadores del Hospital Pediátrico de Sinaloa, tanto personal de base como de contrato, no sufrirán afectaciones en sus percepciones económicas ni en sus condiciones laborales, así lo aseguró el director del nosocomio, Miguel Ángel Garrido Rojo.

Luego de una serie de reuniones con directivos de los Servicios de Salud de Sinaloa, al cual ahora está adscrito el nosocomio, el también especialista reconoció que el tema laboral era, además del tema de servicios médicos, una de las principales preocupaciones, lo que había generado el temor a perder el trabajo. Sin embargo, Garrido Rojo fue enfático en informar que no se verán afectados los sueldos ni las prestaciones de nadie. Incluso, mencionó que con la extinción de la figura administrativa de organismo descentralizado y el paso del hospital a los Servicios de Salud de Sinaloa todo el personal tendrá un mayor respaldo por parte del Sindicato de Trabajadores al Servicios del Estado (Stase), y quienes no están sindicalizados podrán aspirar a ello.

Aseguran insumos por dos meses

Ayer mismo, la Secretaria de Salud informó que al Hospital Pediátrico el Gobierno del Estado le invirtió cuatro millones de pesos más para hacer la compra de quimioterapias y fármacos, garantizando con ello dos meses de insumos en el nosocomio.

En la información se reconoció que la institución médica trabajaba con un abasto para tres semanas, lo que ponía en riesgo que estos fármacos pudieran escasear, por lo que la administración de Quirino Ordaz Coppel ha destinado en total 9 millones de pesos para el rescate financiero del Hospital, el cual arrastra una deuda de 87 millones de pesos. «Con este apoyo estamos garantizando que no se difiera ningún servicio», se explicó.

Imagen especial

Se detalla que en el Pediátrico prestan sus servicios mil 512 trabajadores a quienes el Gobierno del Estado garantizará su trabajo y la prestaciones ante la incertidumbre que tenían de no saber qué pasaría con ellos al pasar el Hospital a manos del sector de la salud. Se reiteró que no se ha dejado de prestar ningún servicio hasta el momento y que las cirugías de corazón serán restablecidas en cuanto se determine si se realizan con médicos de otras entidades o bien con la contratación de un médico fijo. 

Por su parte, el director del Hospital sostuvo que con esta nueva adscripción del Hospital tendrán acceso a otros beneficios que no se tenían, entre ellos a financiamiento extraordinario de la federación, acceso a un programa de compras consolidadas y mayor certidumbre laboral para el personal.

Adelantó que como parte de los acuerdos recientes, esta semana tomarán protesta a la señora Elizabeth López Rojo como presidenta de un nuevo patronato, con el cual buscarán la gestión de fondos para el centro hospitalario.

Recordó que la administración financiera estará en manos directas de la Secretaría de Salud, que analizará y determinará si hay necesidad de recortes, pero añadió que como centro hospitalario dispondrán de una caja de recursos para solventar urgencias, en caso, por ejemplo, de que un paciente requiera un medicamento. 

Reiteró que el Hospital seguirá trabajando con el Stase por ser dependiente del estado y al ser cuestionado sobre la intervención de otros sindicatos, lo descartó. Sobre el programa de residencias médicas, refirió que este seguirá operando como hasta ahora, sin modificaciones.

Especialistas confirman ventaja laboral

En respuesta a la incertidumbre laboral al interior del Pediátrico, especialistas en derecho laboral consultados por este diario coincidieron en que este cambio implica como principal ventaja una mayor seguridad.

El abogado Alonso Carlos Ontiveros Salas explicó que el hecho de desaparecer el organismo descentralizado no puede ni debe generar perjuicios irreversibles a las condiciones laborales de los trabajadores: «Ellos tienen una protección natural, que el gobierno es el que subsidiariamente asume el compromiso directo con todos los trabajadores, se da una especie de sustitución laboral».

Especificó que lo que el gobierno hizo fue asumir la responsabilidad como patrón sustituto, y lo que menos conviene al estado es generar un conflicto laboral innecesario, además de que en este caso van implícitos también esos intereses del Stase en mantener la estabilidad de sus agremiados. De ocurrir alguna anomalía, los trabajadores deberán acudir al Tribunal Local de Conciliación y Arbitraje, añadió.

Miguel Ángel Delgado, también especialista en derecho laboral, afirmó que «en un sentido estricto no debe de pasar nada, pues el cambio ocurrido es denominado sustitución patronal, que constitucionalmente no debe tener ninguna afectación para los trabajadores. Aclaró que por tratarse de un ente que ahora forma parte de la estructura estatal, es el Stase y no otro sindicato el que debe respaldar a los trabajadores: «Yo veo más ventajas. Mal que bien, bien que mal, el Sindicato ofrece una mayor estabilidad laboral que antes».

Diputada pide no politizar el tema

Durante su intervención en la sesión ordinaria de la diputación permanente, la legisladora Margarita Villaescusa pidió no politizar un tema tan sensible como es la salud de la niñez en Sinaloa.
Luego de dar su voto de confianza al trabajo del gobernador en el tema del Pediátrico, la diputada recalcó que el tema de la atención a la salud pública es el más sensible en la creación e implementación de las políticas gubernamentales, donde, en el caso de Sinaloa, se hacen esfuerzos para destinar recursos extraordinarios, no solo para los tratamientos y los gastos operativos de los hospitales, sino también para saldar las deudas que quedaron pendientes.

Foto: El Debate

El terrible dolor de enfrentar a la muerte

Yesenia, una joven de apenas 16 años de edad que vive en extrema pobreza, tuvo que enfrentar ayer la terrible noticia de la muerte de su hijo, un bebé que nació con malformación congénita de corazón y que debido a la falta de irrigación de sangre a prácticamente todo el cuerpecito no soportó más de un mes de vida.

Internado en el Hospital Pediátrico desde la semana pasada, el hijo de la joven originaria de Guerrero, pero viviendo en un campo agrícola de Navolato, no alcanzó a recibir la donación de plaquetas que necesitaba ni el medicamento que le ayudaría a fortalecer las contracciones del músculo cardiaco, pues la joven no pudo conseguir donadores ni el fármaco, cuyo costo era de poco más de 4 mil 700 pesos (Milrinona).

Entrevistado sobre este caso, el director del Hospital, el doctor Miguel Ángel Garrido, aseguró que el tipo de cardiopatía del bebé (falta de desarrollo de venas que comprometieron la irrigación de sangre y dañaron órganos vitales) desafortunadamente tienen un porcentaje de mortalidad de casi 100 por ciento. «Incluso las posibilidades de sobrevivencia a un procedimiento quirúrgico en estos casos es prácticamente nula», aseguró el especialista.

Ayer a mediodía, la familia de Yesenia tuvo que enfrentar el calvario de sepultar a su hijo, sin recursos para el ataúd y con la esperanza de un alma caritativa que le extendiera la mano.

LOS TIEMPOS

  • 31 de enero del 2017

Con tres votos en contra, el Congreso local aprobó la extinción de la figura administrativa de organismo público descentralizado al Hospital Pediátrico.

  • 8 de febrero de 2018

Se lleva a cabo el proceso de entrega-recepción del Pediátrico a los Servicios de Salud de Sinaloa, por lo que ahora será administrado por el estado.

  • 9 de febrero del 2018

Asume la dirección Miguel Ángel Garrido Rojo, cirujano con 26 años dentro del Pediátrico, en sustitución de Jorge Miller, que entró en 2017.

Revisión. La ASE realiza auditoría en el Pediátrico

Emma Guadalupe Félix Rivera, titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), señaló que mucho antes de que se dieran a conocer los problemas financieros en el Pediátrico, un ciudadano acudió ante ellos para pedir que se investigue la situación en relación con el ejercicio fiscal, auditen la nómina y al propio personal, razón por la que en estos momentos se encuentran revisando la gestión.

Y aunque iniciaron con los primeros meses del 2017, ya están revisando todo el año, y no descartó auditar el 2016 o años anteriores, explicó la auditora. 

Emma Guadalupe Félix Rivera

Sin adelantar cuando se tengan los resultados de estas auditorías, Félix Rivera recalcó que se busca revisar para detectar si se encuentran anomalías denunciadas por un ciudadano.

Con información de Ramón Beltrán y María Elizalde

En esta nota:
  • Servicios de Salud
  • Hospital Pediátrico
  • Sinaloa